Imprimir esta página

34 millones de personas están en peligro de morir de hambre: FAO

“La hambruna, impulsada por los conflictos y alimentada por las crisis climáticas y la pandemia de COVID-19, está llamando a la puerta de millones de familias”, comentó el director del PMA.



La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos elaboraron el reporte “Hunger Hotspots”, en el que aseguran que durante los próximos meses más de 20 países sufrirán hambruna aguda, si la comunidad internacional no toma medidas urgentes. La crisis humanitaria que el mundo vive es debido a la pandemia, los conflictos armados y a la falta de fondos para proyectos de asistencia.

“La magnitud del sufrimiento es alarmante. Nos incumbe a todos actuar ahora y con rapidez para salvar vidas, salvaguardar los medios de subsistencia y prevenir la peor situación”, aseguró Qu Dongyu, director general de la FAO, y detalló que 34 millones de personas en todo el mundo, especialmente en África, están en peligro de morir de hambre.

Por otro lado, David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, recalcó que el mundo tiene frente a sus ojos una catástrofe humanitaria. “La hambruna, impulsada por los conflictos y alimentada por las crisis climáticas y la pandemia de COVID-19, está llamando a la puerta de millones de familias”, comentó el director del PMA.

De acuerdo con el reporte, aunque la mayoría de los países afectados serán de África, América Latina también esta incluida en el estudio. Las instituciones que realizaron el informe consideraron que Sudán del Sur, Yemen y el norte de Nigeria serán las entidades en mayor riesgo de vivir una hambruna en África y en Latinoamérica los más afectados serán El Salvador, Honduras y Guatemala. En Haití y Venezuela, la situación empeorará más.

Además, en zonas de Europa las filas para recibir un plato de comida son largas y muchos aseguran que son imágenes que no se veían desde la Segunda Guerra Mundial. En diversos puntos de Inglaterra, Italia y España, las personas se forman afuera de iglesias y comedores comunitarios para recibir comida. En Madrid, los bancos de alimentos reportaron que la demanda aumentó 40 por ciento.

Finalmente, el reporte “Hunger Hotspots” indicó que los cambios climáticos extremos también se suman a la lista de causas por las que la hambruna afectará al mundo. El informe plantea que el cese de enfrentamientos armados, el acceso irrestricto de la ayuda humanitaria a las comunidades más vulnerables y remotas en las zonas en conflicto y los fondos económicos necesarios podrían evitar la crisis de hambre.

Te puede interesar: Merkel advierte el surgimiento de una nueva pandemia más letal

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.