Homenaje al Papa Emérito Benedicto XVI, legado de inteligencia, ternura y amor

La Academia de Líderes Católicos de Latinoamérica celebró el homenaje al Papa Emérito Benedicto XVI, en el que destacaron su obra en vida y aplaudieron el legado de fe y verdad que dejó Joseph Ratzinger a la humanidad. Durante el encuentro se habló del pensamiento teológico de Benedicto XVI y se dieron testimonios de su gran amor.

En el evento participó el cardenal Odilo Scherer, Arzobispo de São Paulo; monseñor Christophe Pierre, nuncio en Estados Unidos; Rodrigo Guerra, secretario de la Pontificia Comisión para América Latina; Rocco Buttiglione, exministro para la Unión Europea de Italia; Juan Manuel Burgos, presidente de la Asociación de Personalismo y Flaminia Giovanelli, exsubsecretaria del Pontifício Consejo de Justicia y Paz.

Ratzinger visitó 24 países, escribió tres cartas encíclicas, emitió 199 mensajes, 399 homilias y aunque su papado duró menos de ocho años, fue el primer prisionero de guerra en ser papa, el primer papa en publicar en redes sociales, el primero en reunirse con víctimas de abuso sexual y el primero en tener una conferencia con astronautas.

Durante su participación, el cardenal Odilo Scherer, Arzobispo de São Paulo, explicó que Benedicto XVI fue una persona muy humana, muy sencilla en el sentido de relaciones humanas y un ser que no figuraba por su gran presencia, si no por su atención a la gente, atención a las palabras y respuestas claras que tenía para todo.

“Benedicto era un hombre muy perspicaz analizando problemas de la Iglesia, de la doctrina, de predicación, de la vida, de la cultura, de la filosofía… era un hombre muy inteligente” indicó Odilo y recalcó que, Ratzinger dejó en claro que Dios es amor y tras su renuncia su actitud siempre fue humilde y leal a Francisco, quien lo sustituyó.

Por otro lado, Juan Manuel Burgos, presidente de la Asociación de Personalismo, destacó el profundo conocimiento que Benedicto XVI tenía en filosofía, aunque él era teólogo y aseguró que era un colega con el que se podía discutir a niveles máximos. Burgos recalcó que Benedicto centró su papado en la fe y la razón.

Además, Burgos enlistó tres puntos concretos que definían a Benedicto XVI, primero su defensa total a la verdad, con la que él respetaba, pero sabía que no todo era válido; después, su insistencia en que la fe y la razón deben vivir juntas en armoniosa circularidad y en tercero, la valoración del personalismo en la que fue claro y cristalino.

Por su parte, Rodrigo Guerra explicó que Benedicto XVI fue “un hombre absolutamente extraordinario que ayudó en la renovación y purificación de la iglesia” y afirmó que estudió a Ratzinger en libros, pero al conocerlo en Aparecida en 2007 cuando Benedicto inauguró la 5º Conferencia General, tuvo enfrente un rostro de paternidad, amabilidad, ternura y en algunos momentod de timidez.

“Toda esa apacionada defensa por la verdad estaba simultáneamente acompañada por una afirmación grandísima de la misericordia y de la ternura”, comentó Rodrigo respecto a las acciones de Benedicto y destacó que eso no sólo brotaba de su personalidad, sino también de una la convicción teológica fuerte de que Jesucristo es irreductible a cualqueir teoría, a cualqueir compromiso socioteológico y a cualquier perspectiva moral.

Monseñor Christophe Pierre, nuncio en Estados Unidos, compartió que el centro del trabajo del Papa Emérito Benedicto XVI fue el amor y compartió que la lectura a Ratzinger lo ayudaron a comprender el tiempo y a evitar la confusión. “Manténganse firmes a la fe y no se dejen confundir”, afirmó Ratzinger en su testamento espiritual.

Rocco Buttiglione, exministro para la Unión Europea de Italia, subrayó que el abrazo entre los dos papas, Benedicto XVI y Francisco fue sumamente significativo, pues uno argentino y el otro alemán, fueron como los directores de grandes orquestas, cada uno diferente, pero con sus genialidades y la musica, que era Jesucristo, fue la misma.

Ese abrazo dio paso a que otras iglesias, partiendo de la europea, pudieran construir por si solas su teología propia, comentó Rocco Buttiglione.

Finalmente, Flaminia Giovanelli, exsubsecretaria del Pontifício Consejo de Justicia y Paz, quien fue nombrada por Benedicto XVI, explicó que su nombramiento abrió camino para que el papa Francisco nombrara a otras colegas mujeres en posiciones sumamente importantes y hubiera más prescencia femenina.

El Homenaje al papa emérito Benedicto XVI, puede verse completo en la página: https://www.youtube.com/watch?v=XpyaFSiLc1E , el canal de YouTube oficial de la Academia de Líderes Católicos de Latinoamérica.

Te puede interesar:

@yoinfluyo

Facebook: Yo Influyo

comentarios@yoinfluyo.com

¡Califica este contenido!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 7

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.