Trasplante de tejidos cultivados in vitro, innovador tratamiento en IMSS de Chiapas

El IMSS en Chiapas aplica un moderno procedimiento de trasplante de tejidos cultivados in vitro para atender a pacientes con quemaduras de segundo grado.



A fin de lograr una pronta recuperación en pacientes con quemaduras superficiales de segundo grado, así como evitar infecciones, mejorar la cicatrización y disminuir el dolor, el Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 “Nueva Frontera”, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chiapas, inició la aplicación de un tratamiento basado en aloinjerto de epidermis humana, un moderno procedimiento de trasplante de tejidos cultivados in vitro.

El cirujano plástico del IMSS en la entidad, Carlos Echeverría, explicó que desde el tercer trimestre de 2022, en el HGZ No. 1, en Tapachula, se comenzó con este innovador tratamiento, el cual ayuda a la pronta recuperación de pacientes quemados, principalmente los pediátricos.

Destacó que los pacientes con quemaduras son complejos y requieren atención oportuna dentro de las primeras 24 a 48 horas, pues son las horas críticas dado que las heridas superficiales se profundizan, por lo cual es recomendable atenderlas de forma inicial para que el paciente tenga una mejor recuperación.

“Los directivos y las autoridades nos han apoyado mucho en las gestiones para nuevos tratamientos, el objetivo es que la derechohabiencia de Chiapas tenga la atención que se merece en su estado y ya no viajen a otras ciudades”, señaló el especialista.

Detalló que los primeros injertos se realizaron en pacientes pediátricos del HGZ No. 1. En el primero de los casos que se atendieron es porque el paciente resbaló mientras jugaba en una superficie en donde incineraban basura, lo que le provocó quemaduras superficiales por contacto de segundo grado.

“Afortunadamente fue poco el tiempo de exposición, al menor de tres años lo trajeron rápido al hospital, se le dio la atención de forma inmediata y logramos con el aloinjerto que el niño esté caminando y haciendo sus actividades de forma normal”, indicó el especialista.

Asimismo, el médico relató que el segundo paciente al que se le aplicó este tratamiento fue a un menor de 11 años, originario de Cacahoatán, quien sufrió una escaldadura (contacto de líquidos o agua caliente con la piel).

La madre del menor de 11 años comentó que después de la quemadura trasladó a su hijo al HGZ No. 1, y durante todo el trayecto el menor tuvo mucho dolor. En el hospital lo atendieron rápidamente y le informaron que le colocarían “unos parches”, que ayudarían a la recuperación.

“Mi preocupación era que no aguantara el dolor, porque eran quemaduras en el pecho y parte del brazo, pero mi sorpresa fue que con los parches se recuperó rápido y al otro día le dieron de alta. Estoy muy agradecida con el personal del IMSS por la atención y el cariño hacia mi hijo, nunca tuvo miedo y le dieron confianza”, refirió la madre.

Finalmente, el especialista añadió que “con estos pacientes reducimos el tiempo de hospitalización, disminuimos el dolor, gastos, logrando que el paciente pueda incorporarse más rápido a sus actividades cotidianas”.

Te puede interesar: IMSS apoya a personas con Síndrome de Down 

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com 

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.