En México, cada año nacen tres mil 500 bebés con labio y/o paladar hendido

Cada tres minutos nace un bebé con labio y/o paladar hendido (LPH) en el mundo, situación que en México sufre uno de cada 750 bebés al nacer, lo que representa tres mil 500 bebés cada año.

Afortunadamente esta condición puede cambiar con tratamientos especializados que mejoran la calidad de vida de quienes son sometidos a los mismos.

El domingo 23 de julio se conmemora el Día Mundial del Labio y Paladar Hendido, fecha que Smile Train, organización mundial líder en el tratamiento integral del LPH, aprovecha para informar y generar conciencia en torno a esta condición además de dar a conocer el servicio gratuito que ofrece a través de sus socios para su adecuado tratamiento.

El labio y/o paladar hendido es una condición médica. No es una enfermedad, ni tampoco una discapacidad, sino una malformación congénita muy común, pero en caso de no tratarse a tiempo, sí puede generar serias dificultades para escuchar, comer, hablar e incluso respirar.

Por la falta de atención a esta condición en los primeros años de vida, la persona puede sufrir dificultades en la alimentación, en el caso de los bebés será difícil que pueda succionar la leche materna. Por otra parte, podría presentarse pérdida auditiva ante posibles infecciones de oído por una disfunción del tubo que conecta el oído medio y la garganta.

Asimismo, quien padece esta condición puede tener dificultad en el desarrollo del habla y lenguaje, así como también problemas dentales, como posibles dificultades en el desarrollo normal de la dentadura.

Pero no sólo eso, también se enfrentan a problemas sociales, emocionales y de comportamiento debido a las diferencias en el aspecto físico y el estrés que genera la atención médica intensiva.

El labio leporino y la hendidura del paladar se producen cuando las estructuras faciales de un bebé que aún está en el vientre de su madre no se cierran por completo. De acuerdo a los especialistas, esta condición puede diagnosticarse durante el embarazo, en el lapso que dure el mismo los padres pueden inscribirse a una institución de forma oportuna para que una vez que nazca, el bebé pueda ser evaluado y tratado.

Smile Train brindar tratamientos y cirugías a niños con LPH, pero no sólo eso, también apoya financieramente a familias, ofrece herramientas para empoderar y capacitar a profesionales de la salud para tratar a los niños y niñas con esta situación.

Para quienes tienen un bebé que padece Labio y/o Paladar Hendido, Smile Train ofrece su ayuda, la cual puede hacerse con un primer contacto a través de sus redes sociales @smiletrain.la. Allí hay un equipo dispuesto a ofrecer información valiosa y orientar a las familias de manera gratuita.

La conmemoración del Día del Labio y/o Paladar Hendido contribuye con dos objetivos importantes: visibilizar la temática y su condición en México, así como informar sobre los apoyos existentes para brindar los tratamientos integrales necesarios. La primera celebración de este día se dio en 2016 en honor al Dr. Fernando Ortiz Monasterio, considerado padre de la cirugía plástica y pionero del tratamiento integral de LPH en México.

Te puede interesar: Doctor Payaso lleva alegría a los niños hospitalizados

@yoinfluyo

Facebook: Yo Influyo

comentarios@yoinfluyo.com

Compartir
No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.