En fiestas decembrinas, el juguete mexicano ha sido desplazado: UNAM

Arturo Ortiz Wadgymar, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicó que, ante el aumento de exportaciones de juguetes chinos, el juguete mexicano ha disminuido su demanda y, con ello, ha quedado desplazado. Cada vez hay menos de esos artículos como regalos.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la producción del juguete mexicano ha caído, pues se pasó de generar cerca de mil 200 millones de dólares en 2016 a mil millones de dólares en 2018. Las exportaciones también han bajado, pues en 2018 se ganaron 672 millones de dólares en ese rubro.

El reporte “Conociendo la industria del juguete” de Inegi, arrojó que las principales importaciones de juguetes son de consolas y videojuegos, bloques de construcción y juguetes de animales o seres humanos, y provienen 80.2 por ciento de China, 6.6 por ciento de Estados Unidos, 1.7 de Vietnam, 1.6 por ciento de Hungría y 1.2 por ciento de Dinamarca.

Ante el panorama, Ortiz Wadgymar llamó a que México trabaje en una política industrial, no para fomentar el juguete tradicional, sino para que fabriquemos productos que hoy se traen de China. “Tenemos ingenieros y una tecnología fundamental con la que se puede sustituir importaciones, por ejemplo, de videojuegos y productos de alta tecnología”.

“Con la firma del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) también se podría impulsar que las inversiones y la producción que los socios de México realizan en China se trasladen progresivamente a nuestro territorio”, aseveró el experto y recalcó que ello reduciría enormemente los costos de transporte.

Más que un juguete mexicano, una artesania.

El investigador de la UNAM informó que el juguete mexicano ha quedado estancado por varias razones, entre las que ubica el avance de la tecnología, que ha dejado en la antigüedad los juegos de madera y algunos plásticos y la apertura comercial de varios tratados que dejaron sin oportunidades de competir a los fabricantes.

En palabras de Arturo Ortiz, el juguete mexicano “se quedó con ideas del siglo pasado; ya no se juega, no se usa, más bien es de colección, son productos artesanales” y compatió que en esta época los productores mexicanos crean juguetes mexicanos, pero la mayoría se dedica a otros artículos el resto del año.

Sin embargo, ante la situación, el experto indicó que “la Navidad y toda la época decembrina es un buen momento para impulsar campañas y promover los juguetes mexicanos, así como todos los productos hechos en el país” y destacó que en México las familias podrían tener como regla regalar algún juguete hecho en nuestro territorio.

“Como en Estados Unidos, donde lo americano es primero”, en México las familias podrían hacer lo mismo, pues los juguetes artesanales son divertidos, creativos y desarrollan el ingenio en los pequeños, concluyó Ortiz Wadgymar.

Te puede interesar: Fiestas de diciembre generarán ganancias millonarias: Concanaco

@yoinfluyo

Facebook: Yo Influyo

comentarios@yoinfluyo.com

¡Califica este contenido!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.