Distribuir responsabilidades en el hogar mejora relación entre integrantes: UNAM

“Al disminuir las tensiones cotidianas relacionadas con la sobrecarga de actividades en mujeres y niñas, se puede reconocer que han realizado este trabajo desde siempre”, comentó Marta Clara Ferreyra de la UNAM.



De acuerdo con Marta Clara Ferreyra Beltrán, del Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), reconocer, reducir y redistribuir la carga de trabajo de las mujeres es el inicio de las tres principales líneas de acción para mejorar su vida.

 

Al disminuir las tensiones cotidianas relacionadas con la sobrecarga de actividades en mujeres y niñas, se puede reconocer que han realizado este trabajo desde siempre”, comentó Marta Clara Ferreyra y recalcó que reasignar los cuidados en los hogares producirá una relación diferente con los miembros de la casa y habrá mayor conciencia en los varones adultos y los niños.

 

Durante la plática “Cuidados y una nueva ética para una nueva era”, la investigadora presentó los resultados de una encuesta que aplicó a cinco mil mujeres de todo el país, quienes coincidieron en que los tres problemas que urge atender son: acabar con la violencia de género, tener trabajo formal con prestaciones de ley y un contrato y el tema de los cuidados.

 

“Tres problemas comunes que urge atender: acabar con la violencia de género que las afecta constantemente y la que aqueja a sus territorios; tener trabajo formal con prestaciones de ley y un contrato que les permita saber cuánto cobrarán, sus horas de trabajo, si tendrán vacaciones pagadas, aguinaldo y derechos asociados a su actividad; además de resolver el tema de los cuidados”.

 

Datos recopilados por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) arrojan que una cantidad alta e importante de madres llevan a sus hijos porque no tienen quién se los cuiden o se los dejan a sus madres, que apoyan a sus hijas cuidando a sus nietos.

 

Ferreyra Beltrán aseguró que todo es como un triángulo y círculo vicioso, pues las mujeres son víctimas de mucha violencia en casa, calles, transporte público, trabajos y otros lugares, no cuentan con trabajos formales o contratos que tomen en cuenta sus necesidades personales y familiares, lo que afecta sus posibilidades de trabajar y a las personas que dependen de ellas.

 

Finalmente, la experta recalcó que se necesita crear un modelo, un sistema de cuidados que piense en los tres elementos, la violencia de género, empleos dignos y las posibilidades y limitaciones que sufren las mujeres actualmente.

Te puede interesar: ManpowerGroup

@yoinfluyo 

comentarios@yoinfluyo.com 

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.