Ciudad de México pierde áreas verdes de manera severa

El 43 por ciento de áreas verdes, de valor ambiental y áreas naturales protegidas de la ciudad no tienen planes de manejo, lo cual genera un gran vacío respecto a lo que debe contener un programa adecuado de gestión.


Estadios de futbol


De los 610.5 kilómetros cuadrados de suelo urbano de Ciudad de México, 19.3 por ciento correspondía a áreas verdes urbanas en el año 2000, que ocho años después disminuyó a 16.3 por ciento, una pérdida neta de 18.7 kilómetros de áreas verdes, que equivale a una disminución de 2 kilómetros cada año, es decir, cinco veces el parque La Mexicana, ubicado en Lomas de Santa Fe, o mil 600 canchas de futbol soccer, aseveró Juan Manuel Núñez, investigador del Centro Transdisciplinar Universitario para la Sustentabilidad (Centrus) de la Universidad Iberoamericana.

El académico dijo que estos resultados se obtuvieron con base en un análisis espacial comparativo de los Inventarios de Áreas Verdes Urbanas de la Ciudad de México publicados en 2002, 2010 y 2017, y en los que se estudiaron los procesos de cambio de los tipos de vegetación, categorías de manejo y conservación, así como los usos de suelo urbano.

Entre los hallazgos del análisis, se encontró que las alcaldías que más cambios negativos han sufrido son Cuajimalpa (-17.0%), Coyoacán (-13-4%) y Álvaro Obregón (-12.5%), en tanto que las que tuvieron un cambio neto positivo fueron Miguel Hidalgo (6.9%), Magdalena Contreras (4.8%), Benito Juárez (3.6%), Cuauhtémoc (3.0%) e Iztacalco (0.6%).

Resaltó que de los 18.7 kilómetros de áreas verdes perdidas, 26 por ciento (alrededor de 4.86 kilómetros), está asociada con derribo de árboles en frentes de manzana y vía pública, y el resto está asociado con los usos de suelo habitacional (63.1%), equipamiento (17.2%), espacios abiertos (11.5%), planes parciales de desarrollo urbano (4.6%), y usos industriales, comerciales y estacionamientos (3.6%), principalmente.

Aunado a eso, las áreas verdes privadas o informales, que representan aproximadamente el 60 por ciento de las áreas verdes urbanas totales de la ciudad, se han perdido a partir del cambio de uso de suelo urbano, enfatizó.

Núñez mencionó que otro de los resultados arrojados por el estudio indica que el 43 por ciento de áreas verdes, de valor ambiental y áreas naturales protegidas de la ciudad no tienen planes de manejo, lo cual genera un gran vacío respecto a lo que debe contener un programa adecuado de gestión.

El investigador ambiental aseguró que el problema de fondo es la desigualdad de la distribución de las áreas verdes, por lo que consideró que si se quiere tener una mejor distribución en toda Ciudad de México se necesita conocer la cantidad, el lugar donde están ubicadas, su tamaño, a qué distancia están de la población, qué función cumplen o qué servicios brindad esas áreas verdes, porque esos beneficios permiten mejorar la calidad de vida de los habitantes de las ciudades.

Juan Manuel Núñez reconoció que en los últimos 20 años las distintas administraciones gubernamentales de la capital del país han impulsado esfuerzos para la elaboración de inventarios de áreas verdes que faciliten la planeación y la gestión integral de la infraestructura verde de las ciudades.

De acuerdo con datos de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) el suelo de conservación ocupa el 59 por ciento del territorio de Ciudad de México, y es principalmente la parte rural localizada en la zona montañosa y lacustre del sur poniente de nuestra urbe, allí habita casi la cuarta parte de la población.

En el suelo de conservación se llevan a cabo varios procesos naturales como la captura del dióxido de carbono, la generación de oxígeno, la recarga de los depósitos de agua en el subsuelo, y al menos el 70 por ciento del agua que llega a la ciudad proviene de este, que además es hogar de especies de animales y plantas, así como zonas de esparcimiento y recreación.

Por otra parte, en el estudio Biodiversidad y sustentabilidad urbana en la Ciudad de México, Diagnóstico de las áreas verdes en suelo urbano, elaborado por la Procuraduría Ambiente y del Ordenamiento Territorial (PAOT) de Ciudad de México, indica que los temas más denunciados que recibió fue sobrederribo y podas de arbolado como derribos sin permiso, poda excesiva, maltrato al arbolado (por vandalismo, colocación de propaganda y otros objetos), afectación por obra pública, árboles de riesgo.

Además de asentamientos irregulares, estacionamientos y comercio ambulante; zonas sellada por pavimento o concreto; cambio de uso de suelo; tiro de residuos sólidos, basura o esquilmos de podas; tiro de cascajo u otro material de construcción; eliminación de jardineras y/o retiro de vegetación en espacios públicos.


Te puede interesar: Retos naturales del Proyecto de Chapultepec

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.