Contaminación y frío, la combinación para contagios de COVID-19

En cuando la época de frío inicie, las partículas de contaminación y las del virus estarán presentes en el aire, por eso la población debe estar alerta, comentó Horacio Rojas, director de Salud Ambiental del ISP.


COVID aumento con contaminación


De acuerdo con expertos, la combinación entre contaminación, temperaturas frías y la pandemia de COVID-19, podría incrementar los contagios de ese virus, pues “está demostrado que la contaminación del aire predispone a una mala respuesta inmunológica por parte del organismo”.

Durante su participación en la Semana Nacional de Protección Civil 2020, Horacio Rojas Rodríguez, director de Salud Ambiental del Instituto de Salud Pública (ISP), señaló que el número de casos y muertes por COVID-19 está relacionado con las partículas de contaminantes ambientales. “Las partículas, el carbono negro y el ozono, generan que nuestro macrófagos y glóbulos blancos funcionen de manera deficiente”, explicó Rojas Rodríguez.

Horacio Rojas detalló que en los días con mayores niveles de contaminación, las partículas de COVID-19 son 10 veces más pequeñas que las partículas de contaminantes y de esa manera ambas partículas se juntan y eso se convierte en un medio de transmisión del patógeno.

Puedes leer: Niños, portadores de COVID-19 a los hogares

“Vamos a entrar en la época fría en donde se va a presentar una mayor concentración de partículas respirables y además vamos a entrar en la época epidémica de la influenza”, comentó el experto y señaló que todo eso sucederá mientras vivimos la pandemia de COVID-19.

En cuando la época de frío inicie, las partículas de contaminación y las del virus estarán presentes en el aire, por eso la población, en especial aquellos que pertenecen a grupos vulnerables, tienen que estar al tanto de los reportes oficiales de la calidad del aire, pues de eso dependerá la salud de muchos y se podrán evitar diversas hospitalizaciones y contagios severos de COVID-19.

Finalmente, Horacio Rojas aseguró que la contaminación atmosférica, partículas suspendidas PM2.5, causa la muerte de casi 15 mil personas al año, defunciones que podrían evitarse por medio de monitoreos adecuados de la calidad del aire.

 

Te puede interesar: Médicos y científicos exhortan a vacunarse contra la influenza

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.