Colillas de cigarro verdes, con Eco Filter

No hay posibilidades de que las colillas puedan transmitir COVID-19 u otras enfermedades, luego de que pasen por el proceso de desintoxicación de Eco Filter.


Prtoyecto Eco Filter


 Con la preocupación de proteger el medio ambiente, Leopoldo Benítez y Paola Garro crearon la empresa Eco Filter, que se dedica a recolectar colillas de cigarro para eliminar las sustancias tóxicas de ellas y convertirlas en artículos de todo tipo, que van desde papel y lápices, hasta macetas.

Eco Filter vio sus inicios en 2012, cuando la idea surgió a partir de la tesis del biólogo Leopoldo Benítez; sin embargo, por diversos proyectos y temas pendientes no se pudo concretar, fue hasta 2017 cuando la empresa se constituyó oficialmente. “Eco Filter se dedica a dar un manejo integral a las colillas de cigarro”, comentó Paola Garro Almendaro, socia fundadora de Eco Filter, con el objetivo darle un segundo uso a algo tan nocivo como las colillas de cigarro.

Colillas de cigarros, enemigas del medio ambiente

Las colillas de cigarro son consideradas como el mayor contaminante de océanos y, de acuerdo con expertos, una colilla de cigarro puede contaminar 13 litros de agua salada y 50 litros de agua dulce. Una colilla de cigarro puede dejar sin dos garrafones de agua a una persona.

Según Paola Garro, hay estudios que confirman que una colilla de cigarro puede llegar a matar a una pulga de agua dulce en un lapso de 48 horas. “Las pulgas son el principal alimento de una importante cadena alimenticia, por lo que al morir afectan a toda la cadena”, aseguró la fundadora de Eco Filter.

Además, cada que alguien tira colillas en el suelo y ese material tiene contacto con lluvia o agua, sueltan sustancias tóxicas que son absorbidas por la tierra y llegan al manto acuífero; sin mencionar que esas sustancias pueden afectar el crecimiento y desarrollo de plantas.

Las colillas de cigarro no se degradan, se fotodegradan; lo que significa que necesitan la luz del sol para poder desintegrarse. Al sol una colilla puede tardar en degradarse de 8 a 10 años, tiempo en el que sigue contaminando y desprendiendo químicos, y si la colilla no está expuesta al sol puede tardar más de 20 años.

Proceso y recolección de colillas

Una parte vital de Eco Filter es la sociedad, pues los ciudadanos colaboran con la institución y ayudan a recolectar colillas o depositarlas en diversos centros de acopio, después la empresa recoge las colillas y las somete a un proceso bioquímico que se encarga de eliminar las sustancias tóxicas de las colillas

“Aplicamos un microorganismo, totalmente avalado por estudios, que nos ayuda a desintoxicar las colillas al 100%”, explicó Paola Garro respecto al proceso y afirmó que una vez que las colillas pasan por ese proceso se tiene como resultado una especie de pulpa con la que se elabora papel, macetas, bisutería, lápices, entre muchos otros. Eco Filter no trabaja sola, pues forma alianzas con otros emprendedores o artesanos para que juntos puedan crear productos y, de esa manera, darle un mejor uso a la pulpa que se obtiene y crear ingresos para otros.

De acuerdo con Paola Garro, socia fundadora, para Eco Filter la creación de las macetas tiene un significado especial y único, pues “queremos demostrarle a la ciudadanía que de algo que era tan tóxico como las colillas de cigarro se pueden convertir en algo tan sano y que puede llegar a sostener vida como lo es una maceta”. Las macetas son un producto elaborado totalmente por Eco Filter y son de los productos más exitosos y aceptados.

Además, Eco Filter tiene actividades como el ‘Colillatón’ que consiste en que las personas salgan a recolectar colillas, para entregarlas a la empresa y así seguir operando; sin embargo, en medio de la pandemia de COVID-19, Eco Filter, ha implementado el ‘Colillatón desde casa’ que consiste en que las personas que fuman o que tienen familiares que fuman, junten las colillas, dejarlas en su buzón y que personal de la empresa pase a recogerlas.

Las colillas deben recolectarse en botellas de PET, las botellas deben estar cerradas siempre para evitar fuertes olores y de preferencia ser colocadas al exterior del hogar. “El proceso por el que las colillas pasan mata absolutamente todas las bacterias y virus”, comentó Paola Garro y aseguró que no hay posibilidades de que las colillas puedan tener virus o transmitir COVID-19 u otras enfermedades, luego de que pasen por el proceso de desintoxicación.

Quédate en casa y visita las redes sociales de Eco Filter (Facebook, Twitter e Instagram), donde puedes consultar la ruta del ‘Colillatón desde casa’ y estar al pendiente de otro tipo de información, tips y consejos que la empresa comparte. Además, la empresa también se dedica a dar asesorías de educación ambiental, totalmente gratis.

 

Te puede interesar: Usar bicicleta beneficia la salud y la economía

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.