Economía circular: adiós, desechos

De seguir apoyando la economía lineal estaremos condenados al fin de la vida natural y humana como la conocemos.


Economía circular


Todo lo que adquirimos tiene un tiempo de vida útil, es reemplazable y desechable; comprar, usar y tirar, comprar, usar y tirar es el patrón que siguen los materiales que adquirimos día a día. Ese proceso es denominado como economía lineal.

Antes de profundizar en los tipos de economías, primero voy a contarte el daño que le estamos causando al planeta. Nuestros niveles de contaminación en el aire son ocasionados por las fábricas (que generan todo lo que consumimos o extraen recursos naturales) en su mayoría han ocasionado que el dióxido de carbono aumente 30% desde la revolución industrial.

Este gas es el responsable de que la atmósfera retenga más calor del que necesario, por ello desde 1840 hasta nuestros días la temperatura en el planeta ha aumentado tanto que el calor que se libera cada segundo es equivalente a la explosión de 4 bombas atómicas.

Por esta razón los polos se están derritiendo y en 100 años el mar ha aumentado 17 centímetros de nivel. De seguir así, para 2050 habrá tanta agua en el mar que cubrirá poblaciones costeras enteras, por lo que los migrantes climáticos  serán una realidad.

De seguir apoyando la economía lineal no sólo el nivel del mar aumentará y la temperatura del planeta llegará a niveles nunca antes vistos, los desechos plásticos y no plásticos podrían cubrir gran parte de la Tierra. En otras palabras, si no decidimos cambiar estamos condenados al fin definitivo de la vida natural y humana como la conocemos.

Leer: La basura que hay en el mar podría cubrir Argentina

Economía lineal, derivada del capitalismo

La economía lineal se deriva directamente del capitalismo, pues este modelo económico prioriza el capital por encima del trabajo y como base de la riqueza. El sociólogo y economista Manuel Castells afirma que el capitalismo no sólo es un modelo económico, también es un estilo de vida.

El capitalismo se compone principalmente por tres partes: capitalistas, trabajadores u obreros y consumidores. Los capitalistas son quienes ponen el dinero o los recursos para generar medios de producción, los trabajadores u obreros son quienes harán la mano de obra a cambio de un salario que les permita sobrevivir y los consumidores son quienes van a adquirir bienes y servicios de acuerdo con el costo-beneficio.

Este modelo económico promueve la producción a gran medida y en cada proceso de la creación de algún bien o servicio hay contaminación implicada. Al sustraer recursos de la naturaleza cientos de máquinas contaminan y acaban con los medios naturales, posteriormente al transformar la materia prima en piezas o elementos para la fabricación de otros artefactos también hay contaminación.

Y al final estamos nosotros, pues al comprar estas cosas comienza a contabilizarse el tiempo de vida útil de cada material, y cuando este tiempo finalice y los artículos se rompan, desgasten o ya no nos gusten se convertirán en basura para siempre. En general todo es una cadena que deja contaminación y desechos en cada fase.

Economía circular, el fin de la lineal

La Fundación Ellen MacArthur define a la economía circular como “restaurativa y regenerativa”, pues trata que los productos, componentes y materias tengan utilidad y valor máximo en todo momento. El modelo económico circular se centra principalmente en 3 puntos: reducir, reutilizar y reciclar.

Además, la economía circular busca imitar a la naturaleza, pues en el mundo natural no existen los desechos, todo se reutiliza y beneficia a otros. Con esta propuesta se busca que todo tenga un uso y así no exista basura, o bien que sea mínima.

Esta práctica trae beneficios tanto para consumidores, como para empresas. Para los fabricantes resulta mucho más accesible utilizar artículos ya procesados que crearlos desde cero; mientras que para los consumidores el costo de los artículos disminuye y se beneficia al consumidor.

La economía circular se puede extender a todo lo que utilizamos a diario: ropa, celulares, muebles, electrodomésticos, todo puede ser reutilizable para tener la misma función para la que fue creada o puede convertirse en algo totalmente distinto pero funcional.

El planeta exige un cambio en nuestro estilo de vida y la economía circular ya está siendo aplicada por cientos de empresas y personas. Este modelo circular retará tu creatividad; sin embargo, podrás descubrir todo lo que desperdiciamos y ayudarás a salvar al planeta.

 

Te puede interesar: La moda atenta contra el planeta 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.