Los fraudes aumentan en plena pandemia

Aunque el mundo entero atraviesa la peor crisis sanitaria y económica que se ha visto en años, los delincuentes han aprovechado la vulnerabilidad de cientos de personas para robar dinero, datos e información.



Gustavo Martín del Campo, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Nómina (Amden), indicó que durante la crisis sanitaria han nacido esquemas de defraudación que se aprovechan de los usuarios mexicanos, los engañan y despojan de sus ahorros. Martín del Campo aseguró que los delincuentes se ubican principalmente afuera de bancos reconocidos o empresas de préstamos de dinero, que aprovechan la desesperación de las personas por obtener dinero y los enredan con promesas de préstamos de dinero fácil.

“Los defraudadores generalmente recurren a situaciones de corte nacional para hacer creer a los usuarios que el gobierno federal o local pagarán la totalidad o algún porcentaje del crédito”, comentó el presidente de la Amden y recalcó que, con esa promesa de conseguir dinero a las personas, los delincuentes solicitan comisiones, gastos de administración y documentos oficiales llenos de información valiosa y privada de los ciudadanos.

Sin embargo, esos fraudes no han sido sólo cometidos de manera física, pues la Asociación Mexicana de Empresas de Nómina (Amden) también ha levantado reportes de fraudes hechos por teléfono o de manera digital. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) señalan que ya desde febrero de 2020, 13 Sociedades Financieras de Objeto Múltiple informaron de fraudes y suplantación, donde las personas engañadas perdieron de mil a 100 mil pesos.

Las instituciones oficiales han hecho un llamado a la ciudadanía para no creer ninguna información que les proporcione al exterior de establecimientos bancarios, por teléfono o por mensajes dudosos de texto. Siempre que llegue un mensaje de texto con la oferta de un crédito bancario o si hay alguna llamada anunciando un préstamo, ignorarla y llamar personalmente al banco o acudir a sucursales, usando todas las medidas sanitarias de protección.

Puedes leer: El ciberacoso acecha a niños y jóvenes

El aumento en las compras en línea también ha intensificado las ciberestafas y miles de personas han expuesto sus datos bancarios en aplicaciones o páginas fraudulentas. Los bancos han recomendado no ingresar datos bancarios en cualquier página de venta de productos y hacerlo sólo en aquellas reconocidas y certificadas a nivel mundial.

Romina Cásares, experta especialista en redes y la internet, explicó que para no ser víctima de ciberfraudes es importante que los usuarios siempre corroboren la información que les llega con instituciones oficiales, además subrayó que es sumamente importante que los usuarios no entren a enlaces que vengan en correos ni mensajes de texto o en cualquier otra plataforma.

“Los usuarios no deben descargar aplicaciones directamente de páginas en internet, eso sólo debe hacerse en las tiendas virtuales oficiales de cada sistema operativo”, afirmó Cásares y recalcó que por ningún motivo se deben dar datos bancarios o personales en internet, por teléfono o a personas en la calle.


Te puede interesar: Campañas fiscalizadas y… ¿austeras?

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.