La UPAEP, a la vanguardia aeroespacial

Los jóvenes mexicanos tienen la oportunidad de diseñar productos espaciales y desarrollar esta industria la cual podría convertirse en una fuerte opción de generación de empleo en el país.


UPAEP


Después de lograr pisar la Luna por vez primera, Neil Armstrong dijo que ese era “un pequeño paso para el hombre; pero un gran salto para la humanidad”. Han pasado 50 años de esa gran hazaña que significó un parteaguas en la conquista del espacio y que hasta hace pocos años estaba casi reservado a las grandes potencias mundiales, sólo unos cuantos que no eran originarios de esos países tenían la fortuna de participar individualmente en alguna misión o debían conformarse con experimentos prácticamente teóricos.

Pero ha sido gracias al trabajo de un grupo multidisciplinario de estudiantes y profesores de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), quienes diseñaron y fabricaron el CubeSat AztechSat-1, enviado al espacio a finales de 2019 y puesto en órbita en febrero de este año, con el que se ha dado un “enorme paso de jóvenes mexicanos, que significa un gran salto para el desarrollo del país”.

Andrés Martínez, ejecutivo de Programas Espaciales de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) y líder mentor del proyecto, visitó nuestro país para difundir el éxito que ha tenido la misión del el CubeSat AztechSat-1, primer nanosatélite 100 por ciento mexicano, que cuenta con un innovador sistema de comunicación intersatelital, único en su tipo.

Esta misión demostró que un satélite pequeño podría tener una comunicación intersatelital con un satélite gigante de la constelación de Globalstar. El propósito fue mandar nuestros datos a satélites grandes, de los que existen decenas sólo de esta compañía, para que esta infraestructura espacial almacene y permita bajar más datos, más información que muchas veces son fundamentales para las misiones científicas, señaló Martínez.

Con la tecnología del nanosatélite, como la desarrollada por la UPAEP, no es necesario construir estaciones terrenas que tienen elevados costos desde su edificación, la configuración de los sistemas que requiere, sin contar con el personal calificado que esté a cargo. Además, desde dichas estaciones, que tienen un costo mínimo de alrededor de 250 mil dólares, sólo se pueden bajar los datos del satélite cuando este pasa sobre tu estación. “Con el AztechSat-1 comienza la nueva era espacial mexicana”.

Andrés Martínez aseguró que el éxito de la misión del AztechSat-1 además de ser una gran motivación para las nuevas generaciones, representará oportunidades de trabajo de los mexicanos para los mexicanos. Indicó que actualmente en Estados Unidos la industria de los satélites pequeños representa inversiones por más de 5 mil millones de dólares, “así que hay oportunidad de participar para que México también le entre con compañías de diseños de productos espaciales, no sólo de maquiladoras, lo importante son las compañías de diseño donde el mexicano es dueño y genera miles de empleos para los mexicanos para que no tengamos ya que salir del país”, destacó.

La UPAEP va a ser punta de lanza en el desarrollo espacial mexicano a nivel académico. “Son pioneros en el desarrollo espacial de México, este proyecto es el inicio de una nueva era espacial en México y en los próximos meses vamos a ver otros proyectos similares desarrollados por otras universidades”, anticipó.

Subrayó la importancia de que sigan desarrollándose otros proyectos de empresas espaciales dirigidas por jóvenes mexicanas, eso es realmente lo que detone el despegue espacial de este país.

Andrés Martínez adelantó que existen varios proyectos en puerta de satélites mexicanos en colaboración con la NASA, uno de ellos se va a lanzar en pocos días. Se trata de la constelación Aztecsat que consta de por lo menos cuatro satélites, en la que México va a apoyar a una investigación de la que él está a cargo. El cual consiste en seguir a los animales marinos para conocer su patrón de vida y determinar si con algún proyecto que alguna compañía tenga, por ejemplo, para excavar para sacar petróleo de alguna zona determinada, el daño a la naturaleza es considerable o si es viable que se haga la perforación.

A través de un par de videos, Martínez hizo extensiva la felicitación a los estudiantes y profesores de la UPAEP involucrados en el desarrollo del nanosatélite, uno de ellos con el titular de la NASA, Jim Bridenstine, y otro con el director de NASA, Ames Centro de Investigación, Eugene L. Tu.

 


El científico aeroespacial, que es el mexicano de más alto rango en la NASA, dijo que el esquema de trabajo bajo los cuales se desarrolló el nanosatélite AztechSat-1 desarrollado por estudiantes y profesores de la UPAEP consta de cinco fases:

La primera fue el desarrollo, la cual logró aprobar al cumplir con las múltiples y estrictas pruebas de NASA. La segunda fase fue el lanzamiento, que se realizó exitosamente el pasado 5 de diciembre desde las instalaciones de NASA en Cabo Cañaveral, Florida, a bordo del cohete “Falcon9” de Space X de Elon Musk.

El tercer hito, mencionó, corresponde a su llegada a la Estación Espacial tras tres días de travesía por el espacio en la cápsula “Dragon”, el 8 de diciembre, en tanto que la cuarta etapa está marcada por el despliegue o colocación en órbita ocurrida el pasado 19 de febrero, cuando el AztechSat-1 fue liberado a 400km de la atmósfera.

La quinta fase se culmina al demostrar la interconexión satélite-satélite que se estará desarrollando y reportando gradualmente a lo largo de seis meses a partir de su puesta en órbita.


Te puede interesar: Ingenio mexicano llega al espacio

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.