Disney+ amenaza a Netflix

La plataforma de Netflix, con su nueva tecnología, superó a Blockbuster debido a los problemas que tuvo la cadena de videoclubes para adaptarse a los cambios de su sector. Ahora Netflix enfrentará la feroz competencia que le hará Disney+, plataforma que estará disponible en México el año próximo.


Blockbuster, Netflix, Disney


El inminente arribo de la plataforma de streaming de Disney+ representará la más peligrosa competencia formal contra el gigante de ese mercado, Netflix, debido a los bajos precios que planea ofrecer.

Hasta ahora, Netflix impera desde el derrumbe de Blockbuster, pese a la participación de otras plataformas como Amazon, ClaroVideo, HBO, Fox+ y otras. En México, ese escenario cambiará con el arribo de Disney+.

En la opinión de Alejandro Giner Fernández, licenciado en administración de la UNAM, el modelo de innovación por el cual una empresa entra en el mercado con una nueva tecnología acaba por superar e incluso echar del sector a las compañías consolidadas que no han sabido adaptarse a los cambios.

Así lo prueba la historia

Según consta en registros de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, la empresa Blockbuster ofrecía un servicio de alquiler tanto de películas en formato VHS como de videojuegos. Ambos productos se podían rentar por un par de días y, posteriormente, debían devolverse al establecimiento dentro del plazo asignado para evitar una multa por retraso.

A diferencia de la plataforma de Netflix, quien optó por eliminar la necesidad de ir a una tienda física y facilitó a los usuarios poder ver películas, pues desde la aplicación y el sitio web, el cliente puede escoger entre un amplio catálogo de títulos de películas y series en línea, sin importar la hora o el lugar, a cambio de una cuota mensual y simplemente estando conectado a la internet, explicó Fernández.

Te puede interesar: Streamig, televisión a la carta 

Cuando Blockbuster entró al negocio de la renta de videos, en 1985, la industria consistía principalmente en tiendas familiares cuyo alcance podía extenderse a unas cuantas cuadras.

Blockbuster fue una empresa exitosa gracias a que ofrecía en renta un amplio catálogo de películas; además, sus tiendas se podían encontrar en lugares fácilmente visibles. Sin embargo, la principal amenaza para la viabilidad de Blockbuster surgió de un nuevo modelo de negocios en el mercado: Netflix, comentó Alejandro Giner Fernández.

Te puede interesar: Urge mejor estrategia contra ciberataques 

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia informó que tres de cada diez hogares con internet, consumen contenidos audiovisuales de pago online; los hogares usuarios de Netflix se triplican cada año y ya rozan el millón y medio de usuarios. En 2002 ya se contaba con 600 000 suscriptores.

Ante el éxito de Netflix, Blockbuster introdujo el servicio de alquiler online, el cual consistía en buscar las películas, adquirirlas y pagarlas desde la página web, pero el usuario tenía que ir a una tienda para recogerlas y posteriormente devolverlas al establecimiento.

El problema de este nuevo modelo era que no proporcionaba la misma comodidad que Netflix. “Lo que la empresa quería era aprovechar su multitud de tiendas y seguir manteniéndolas llenas de clientes”, dijo Fernández.

En otro intento por atraer más clientes, Blockbuster eliminó los cargos por devolución atrasada en 2005, pero los usuarios seguían sin visitar las tiendas y volvió a fracasar. Finalmente, la cadena de videojuegos que una vez fue la más grande del mundo acabó siendo echada del mercado por las nuevas tecnologías del sector en el que había logrado ser líder.

La historia está por incorporar un nuevo capítulo, pues Disney+, el nuevo servicio de streaming de la compañía Disney, está en camino de convertirse en el rival número uno de Netflix, y un gran punto a favor es que Disney+ contará con las películas y los programas más populares del momento.

 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.