En México, 37% de las instituciones de educación, ciencia y tecnología las dirige una mujer

El IMCO propone generar indicadores desagregados por sexo en cada institución federal, que permitan realizar un autodiagnóstico para la toma de decisiones informadas y con perspectiva de género.



Las brechas de género en los cargos públicos tienen un impacto en la participación política y en el ingreso de las mujeres. Solo en 20 de 54 instituciones públicas de educación, ciencia y tecnología son encabezadas por una mujer (37 por ciento), indicó el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

El instituto realizó el estudio Mujeres en educación, ciencia y tecnología: más allá de la foto, en la que analizó el puesto y nivel de ingresos de más de 300 mil personas que trabajan en las instituciones públicas de educación, ciencia y tecnología para identificar las principales brechas de género. Entre los principales hallazgos se encontraron:

La Secretaría de Educación Pública (SEP), que es encabezada por Delfina Gómez, cuenta con una plantilla laboral de poco más de 90 mil trabajadores, de los cuales 49 por ciento son mujeres y 51 por ciento son hombres, ellas ocupan solo 24 por ciento de los puestos de mando superior. Solo hay seis directoras generales al frente de centros de investigación en México, el resto (20) son dirigidas por hombres.

En el caso de las instituciones de educación, el número de mujeres aumenta, pero permanece por debajo de la paridad: 12 de 26 instituciones (46 por ciento) cuenta con una mujer al frente, las cuales se distribuyen en una subsecretaría, tres jefas de unidad, siete directoras generales y una directora general adjunta.

El resto de las instituciones son encabezadas por hombres. Entre ellas se encuentran el Fondo de Cultura Económica (FCE), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), el Canal 11, el Consejo Nacional de Fomento Educativo y el Colegio de Bachilleres.

El Conacyt es la institución principal del sector de ciencia y tecnología y bajo el cargo de su directora María Elena Álvarez Buylla se encuentran una serie de organismos descentralizados y centros públicos de investigación. Está compuesto de poco más de mil 800 personas de las cuales 46 por ciento son mujeres y 54 por ciento hombres. El 54 por ciento de los puestos de mando superior en el Conacyt son ocupados por mujeres.

La brecha salarial

El gobierno federal cuenta con un tabulador de sueldos, pero este solo limita las diferencias de ingresos en el mismo nivel de puesto. Mientras que las mujeres reciben un ingreso promedio mensual de 82 mil pesos, el ingreso promedio de los hombres en puestos de mando es de 105 mil pesos, una brecha salarial de 22 por ciento.

El Conacyt cuenta con tres ingresos distintos: 62 mil pesos, 72 mil pesos y 81 mil pesos. Mientras que 94 por ciento de los directores de área reciben un ingreso de 81 mil pesos al mes, este porcentaje es de 83 por ciento para las mujeres. El resto de ellas (17 por ciento) recibe un ingreso mensual entre 62 y 72 mil pesos. La brecha salarial en las direcciones del Consejo es de 2 por ciento, lo que significa que el ingreso promedio de las mujeres es 2 por ciento menor que el de los hombres.

Ante estos datos y con el objetivo de identificar y cerrar estas brechas, el IMCO propone generar indicadores desagregados por sexo en cada institución federal, que permitan realizar un autodiagnóstico para la toma de decisiones informadas y con perspectiva de género.

Publicar el nivel de puesto y sexo de cada persona servidora pública para generar indicadores de género más precisos y actualizados con base en los registros de nómina. Y ampliar el número de convocatorias abiertas para los puestos de direcciones generales de mando medio, niveles con menor participación de mujeres.


Te puede interesar: En México, 25% de la población apoyaría a un gobierno autoritario

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.