Alumnos se desconectan del programa Aprende en Casa y no aprenden

La autoridad educativa debe ir avanzando en una presencialidad intermedia, donde el maestro pueda tener contacto con alumnos que están demostrando un rezago muy fuerte en su nivel académico, cuidando la sana distancia.


Aprende en Casa


La Secretaría de Educación Pública (SEP) debe establecer una estrategia para la recuperación de los alumnos que no pudieron cursar el ciclo escolar 2020-2021 por no tener acceso a una computadora, teléfono celular e internet; así como reforzar la aplicación de evaluaciones de aprendizaje censales para conocer el nivel de aprendizaje de los alumnos durante la pandemia, indicó la organización Mexicanos Primero.

Luego de la publicación de la encuesta sobre la experiencia de las comunidades educativas durante la contingencia sanitaria por COVID-19, realizada por la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu), la cual indicó que en México el 51.4 por ciento de los niños está aburrido de las actividades en línea y del programa Aprende en Casa.

Fernando Ruiz, director de investigación en Mexicanos Primero, dijo que es muy importante lo que presentó la Mejoredu, aunque es muy limitante, ya que el estudio solamente refleja el 2 por ciento de los maestros que respondieron la encuesta, quienes tienen acceso a internet.

“De entrada, quedan fuera aquellos docentes y niños que no tienen acceso a internet. Entonces es sesgada la muestra, hay que tenerla en cuenta porque si refleja lo que está sucediendo en realidad en aquel universo de quienes no contestaron. Lo que nos están diciendo los datos es que hay un desencantamiento y expectativas muy bajas de las familias respecto a los niños de lo que están aprendiendo”, dijo en entrevista para Yo Influyo.

El representante de Mexicanos Primero dijo que la SEP mantiene un discurso bastante optimista, que se sostiene únicamente con información que proporciona y que se basa únicamente en la oferta de contenidos que está realizando la propia secretaría.

El especialista en educación básica mencionó que el estudio arroja luces de alerta, ya que hay un porcentaje muy significativo de las familias que debido a las condiciones adversas en las que se encuentran y las condiciones materiales de sus hogares, tienen un impacto muy fuerte de lo que están aprendiendo los niños, y por eso han incrementado las expectativas negativas respecto del aprendizaje de sus pequeños y la permanencia.

Resaltó un dato que es muy preocupante, el 11 por ciento de los alumnos y el 17 por ciento de los padres de familia reportaron que no sabían que iban a continuar en la escuela. “Esto son señales de muchos alumnos se están desconectando porque no les interesa el mantenerse en esas condiciones porque sienten que no están aprendiendo”.

Reforzar las evaluaciones

Fernando Ruiz señaló que las autoridades educativas deben reforzar la aplicación de evaluaciones de aprendizaje censales, donde algunas entidades federativas están tomando esta iniciativa para medir el nivel de aprendizaje de los alumnos.

“El 53 por ciento de los padres quieren saber qué tanto aprendió su hijo, pero cómo pueden saber qué tanto aprendió su hijo sino contamos con un marco de referencia sólido, que te diga cuál es el nivel de aprendizaje”.

Destacó que un elemento que la SEP debe aplicar es que se tiene que ir avanzando en una presencialidad intermedia, es decir, “no que los niños vayan a la escuela, sino aquellos maestros, que apliquen las normas de la sana distancia, puedan tener contacto con alumnos que están demostrando un rezago muy fuerte en su nivel académico”.

Por último, Fernando Ruiz recordó que la Cámara de Diputados en el presupuesto de 2021 la SEP recortó 40 millones de pesos para la elaboración de la prueba Enlace, “es algo que preocupa”.

La reciente aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021 ha generado una gran molestia en la sociedad con la participación de los Diputados, quienes no consideraron todas estas problemáticas que está reflejando el reporte de Mejoredu, que demuestran que el sistema educativo en el país no está diseñado para atender una emergencia sanitaria y no está acorde a la situación.

“Recortar un recurso para prevenir el abandono en media superior, no defender recursos suficientes para las evaluaciones de aprendizaje, recortar los recursos para el apoyo a los docentes. Hay que recordar que los maestros en esta encuesta mostraron y exigieron apoyo para la Mejora de las Estrategias que ellos están aplicando para los aprendizajes a distancia, y no se les otorgó”, concluyó.

 

Te puede interesar: Wuhan continúa con la venta y consumo de animales vivos

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.