Diputados redujeron presupuesto a educación básica para 2022: Mexicanos Primero

El gobierno federal no hizo un análisis diferenciado de las condiciones y necesidades de cada escuela, por lo que es un ejercicio de regresión a los derechos de los niños.



Luego de que el pleno de la Cámara de Diputados aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022, que presentó el Ejecutivo, los diputados celebraron un incremento a la educación de 1.9 por ciento, este aumento únicamente aplica para programas de subsidios como los programas prioritarios de becas.

De acuerdo con la organización Mexicanos Primero aunque pareciera un incremento en el gasto en educación básica, si se compara con los recursos ejercidos en 2015, los recursos destinados para las escuelas de educación básica en 2022 tendrán una reducción de 64 mil 868 millones de pesos menos que el que se aplicaba en 2015. Calificó como un robo la aprobación del presupuesto en materia educativa.

Sumado a este recorte están los desaparecidos nueve programas educativos, de los cuales cinco significaron una reducción de 21 mil 982 millones de pesos durante 2021, lo que afecta a 37 mil 570 escuelas y 4.3 millones de niñas, niños y jóvenes.

Programas desaparecidos:

La organización señaló que estos programas podrían atender el rezago educativo que ha dejado la pandemia, principalmente en escuelas con graves necesidades, para poblaciones indígenas, de niñas y niños con discapacidad, los proyectos de recuperación de aprendizajes y las inversiones destinadas a conectividad específica para educación.

“México vive la exclusión y la inquietud más severas desde que comenzó el sistema educativo nacional, por la pandemia, pero el PEF como quedó aprobado para 2022 no propone medidas para remontar el desajuste emocional, recuperar el ritmo y propósito grupal, superar la pérdida del aprendizaje y revertir el riesgo de abandono, es un fracaso para los niños”, señaló Fernando Ruiz, director de Investigación de Mexicanos Primero.

Por su parte, David Calderón, presidente ejecutivo de la organización, señaló que los grandes perdedores son los niños y los maestros, y que los diputados “les fallaron” por lo que las consecuencias pueden ser muy graves en el tiempo.

Calderón aseguró que el robo a las escuelas reside en que, aunque habrá un monto mayor para los edificios, en lo que hace a la escuela como comunidad de aprendizaje que debe reactivarse y compensar los devastadores efectos de un cierre excesivamente prolongado, el presupuesto de egresos de la Federación aprobado para 2022 significa un retroceso.

Aseguró que el gobierno federal no hizo un análisis diferenciado de las condiciones y necesidades de cada escuela, por lo que es un ejercicio de regresión a los derechos de los niños.

Ante este contexto, Calderón propuso cuatro recomendaciones para atender de inmediato:

• Que las Reglas de Operación para La Escuela es Nuestra y el programa de Expansión de la Educación Inicial incluyan focalización, aseguren transparencia y eviten la captura de control clientelar.
• Que se atienda las resoluciones judiciales que mandan destinar al menos cinco mil millones de pesos de LEEN para los componentes de alimentación y jornada ampliada, y asegurar agua en cada escuela, cubrebocas, jabón y sanitización.
• Que todos los fondos de menor transparencia en subsidios, como la U080, se pongan al servicio de las tareas prioritarias de recuperación socioemocional y de aprendizaje, búsqueda y reconexión, compensación a la marginación, formación y reconocimiento docente.
• Que, en el manejo de los fondos para persona educativo, se acaben con la opacidad y arbitrariedad de las plazas para que se puedan pagar a los tutores, maestros de inglés y docentes que han ganado promociones lo que legítimamente les corresponde y les han negado.

 

Te puede interesar: Coparmex propone un nuevo modelo económico

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.