La mayoría de niños quiere volver a clases para ver a sus amigos: CDH

Tanto padres de familia como docentes se han mostrado preocupados ante el regreso a clases presenciales, pues el país atraviesa por la tercera ola de contagios de COVID-19.



De acuerdo con la encuesta Caminito a la escuela, aplicada a 40 mil niños y adolescentes por la Comisión de Derechos Humanos de Ciudad de México, siete de cada 10 menores quieren regresar a clases presenciales, entre los motivos más populares está el que los infantes quieren volver a aulas para ver a sus amigos y amigas.

La encuesta se aplicó a niños de Ciudad de México, desde los cinco hasta los 17 años; tres por ciento de los encuestados fueron niños menores de siete años; 37.9 por ciento, infantes de seis a 11 años; 28.6 por ciento tenía de 12 a 14 años y 28.5 por ciento jóvenes de 15 a 17 años.



Respecto a los motivos por los cuales los niños están felices de volver a clases presenciales, 48 por ciento está feliz de volver a clases para ver a sus amigos, 37 por ciento de los niños quiere regresar a los salones para entender mejor lo que se les enseña, 26 por ciento quiere ir a la escuela porque le gusta que le enseñen y 22 por ciento quiere ir a la escuela porque ya no quiere estar en su casa.

De los menores encuestados, 2.4 por ciento tiene alguna discapacidad y tres por ciento son niños indígenas; además, los menores que se mostraron más entusiasmados con el regreso a clases presenciales el próximo 30 de agosto fueron los niños de primaria y los menos interesados los alumnos de educación media superior.

Nashieli Ramírez Hernández, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Ciudad de México, indicó que los “niños, niñas y adolescentes tienen claro las funciones de la escuela: función social, necesidad de cambiar mecánicas de aprendizaje, trabajo en contención y claridad que el regreso será diferente”.

“Esperamos que las más de 40 mil voces de niñas, niños y adolescentes, expresadas en las consultas expuestas, aporten a una discusión de cómo regresamos a clases y no a una discusión de si se regresa o no”, finalizó Nashieli Ramírez.

Padres de familia y maestros, ¿qué dicen?

Tanto padres de familia como docentes se han mostrado preocupados ante el regreso a clases presenciales, pues el país atraviesa por la tercera ola de contagios de COVID-19 y regresar de manera física a escuelas podría poner en riesgo de contagio a maestros, personal escolar y a alumnos y sus familias.

De acuerdo con El Financiero y una encuesta que aplicaron a 500 padres de familia de todo el país, 58 por ciento indicó estar en desacuerdo por el regreso a clases presenciales, 40 por ciento afirmó estar de acuerdo en el regreso a clases físicas y dos por ciento de los encuestados aseguró no saber al respecto.

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ha indicado que la Secretaría de Educación Pública (SEP) se ha visto irresponsable con el regreso a clases presenciales, pues muchas escuelas no tienen las condiciones de sanidad necesarias para regresar a clases y aunque se tengan, se expone al personal educativo.

Además, según investigaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los niños menores de 10 años corren mayor peligro de presentar un COVID-19 con síntomas más graves, que los adolescentes y adultos. De las 690 muertes por COVID-19 de menores de edad, 62 por ciento son de niños menores de 10 años.

“Si un menor de edad ingresa a un hospital por COVID-19, tiene un riesgo de morir del 10 por ciento; es decir, mueren 10 de cada 100 menores hospitalizados”, afirmó el investigador Héctor Hernández Bringas de la UNAM.

 

Te puede interesar: CNTE encuestará a padres de familia respecto a clases presenciales

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.