Vacuna contra influenza, prioridad para evitar riesgos a la salud

“El punto aquí es que no tenemos antivirales ni vacuna para el COVID-19, una enfermedad que puede ser mortal y se expande con una enorme rapidez”, detalló Antonio Lazcano de la UNAM.


Influenza y COVID-19


La alerta está encendida, pues durante invierno se presenta la epidemia de influenza, que sumada a la pandemia mundial de COVID-19, representan un riesgo importante para la salud de la población. Tanto la influenza, como el COVID-19 tienen síntomas parecidos que consisten en dolor de cabeza, fiebre, tos, cansancio, entre otros, por lo que sin la ayuda de un profesional las enfermedades pueden confundirse.

“El punto aquí es que no tenemos antivirales ni vacuna para el COVID-19, una enfermedad que puede ser mortal y se expande con una enorme rapidez”, detalló Antonio Lazcano Araujo, académico de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y explicó que esa es la diferencia con la influenza, pues para ese padecimiento si existen medicamentos y antivirales que ayudan a combatirla.

Ante el riesgo que la época de invierno representa, Lazcano Araujo hizo un llamado a la población a vacunarse contra la influenza y explicó que la vacuna sirve para protegerse de la influenza; para evitar consecuencias, no exploradas aún, de tener los dos virus, y para cuidar a personas de la tercera edad y niños, quienes sufren síntomas y consecuencias graves con esa enfermedad.

En México ya se registró el primer caso de influenza y COVID-19 simultáneos, detectado a principios de octubre, en una mujer de 54 años de edad, quien fue hospitalizada en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, informó José Luis Alomía Zegarra, director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

Puedes leer: Médicos y científicos exhortan a vacunarse contra la influenza

“Si yo comparo los coronavirus actuales con el COVID-19 que se dispersó hace ocho meses, prácticamente son idénticos, si acaso hay unas 15 letras distintas entre las dos poblaciones, pero el problema no sólo es la variación del virus, sino también la resistencia que cada persona presente”, comentó Antonio Lazcano y aseguró que cuando haya una vacuna contra el COVID-19, seguramente la población tendrá que vacunarse año con año.

Por otro lado, el académico lamentó el movimiento antivacunas que existe, pues aunque muchas personas aseguran que las vacunas causan daños, estos medicamentos son grandes avances médicos creados para la supervivencia del ser humano; sin embargo, ante la falta de vacuna contra el COVID-19, Lazcano Araujo invitó a seguir todas las medidas de protección recomendadas.

“Tenemos que hacernos a la idea de que, aunque tengamos vacunas y antivirales, el uso del cubrebocas como ocurre en muchos países asiáticos es una herramienta individual y colectiva muy importante para frenar el avance de pandemias”, comentó Antonio Lazcano de la Facultad de Ciencias de la UNAM y finalizó asegurando que las medidas de protección, son lecciones que debemos tomar en cuenta para practicarlas cotidianamente siempre que se acerquen oleadas epidémicas.

 

Te puede interesar: En celulares y billetes, COVID-19 puede sobrevivir 28 días

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.