México está malnutrido

En el Día Mundial de la Alimentación se busca promover la conciencia y la acción en favor de las personas que padecen hambre; asimismo, recuerda la necesidad de garantizar una alimentación sana.


Desnutrición, obesidad, sobrepeso


En México se llega a los extremos de la malnutrición que afectan, principalmente, a los niños y los adolescentes: la desnutrición, y el sobrepeso y la obesidad, de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Dichos problemas de salud que se presentan durante los primeros años de desarrollo, en caso de no tratarse a tiempo, significarían complicaciones cuando lleguen a la edad adulta.

Y es que, la problemática radica en que los menores no reciben los alimentos adecuados para el óptimo desarrollo del cuerpo y el cerebro, perjudicando su calidad de vida.

En ese sentido, la Unicef, agrega que los avances tecnológicos, culturales y sociales, no sido suficientes pues se ha perdido de vista que “si los niños comen mal, viven mal”.

La desnutrición provoca tallas bajas y desarrollo insuficiente del sistema inmunológico; mientras que el sobrepeso y la obesidad causan enfermedades como la diabetes, problemas circulatorios, del corazón o de los riñones, además, se reduce la calidad y la esperanza de vida.

Otro de los factores que identifica la Unicef es que en México se presentan dichos problemas de malnutrición en determinadas zonas del territorio nacional: la obesidad y el sobrepeso suelen presentarse en los estados del norte o en comunidades urbanas; mientras que la desnutrición afecta las entidades del sur del país.

A nivel mundial, nuestro país ocupa uno de los primeros lugares en obesidad infantil: 1 de cada 20 niños menores de 5 años, así como 1 de cada 3 niños, adolescentes y jóvenes, padecen algún grado de sobrepeso u obesidad.

Por otra parte, 1 de cada 8 niños menores a 5 años padecen desnutrición crónica; los más afectados son los hogares indígenas.

#HambreCero: que todos tengan buena nutrición

En el mundo hay más de 820 millones de personas que sufren hambre, sin embargo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), señala que hay un número mayor de personas padecen sobrepeso y obesidad.

Como parte de su campaña que ha venido implementado desde hace años, #HambreCero, la FAO indica que su lucha va más allá de erradicar el hambre, ellos buscan que todos tengan alimentos nutritivos.

En ese sentido, el organismo internacional encargado de implementar acciones para terminar con la escasez del alimento, brinda lo que ellos denominan, una “receta para una vida saludable para ayudarte a hacer de la alimentación sana y el #HambreCero una forma de vida”.

Las recomendaciones se dividen en tres secciones que incluye consejos para la dieta alimentaria; para el cuidado del planeta desde el ámbito de la alimentación; y para la forma de consumo de la comida.

Opciones alimentarias

- Añade frutas, verduras, legumbres, frutos secos y granos integrales a tu dieta. El consumo de estos productos, también es “más respetuoso” con el ambiente.

- Reduce el consumo de almidones refinados, azúcar, grasas y sal.

- Sustituye los alimentos refinados “blancos” por opciones “marrones”, es decir, sus equivalentes integrales ya que son más nutritivos.

- Limita el consumo de grasas saturadas; optan por las grasas insaturadas que son las que ya contienen los mismos productos como el pescado, frutos secos y en los aceites de girasol, soya y oliva.

Alternativas por el planeta; en beneficio del planeta

- Reduce tu huella de carbono alimentaria. Sé consciente que la producción de algunos alimentos requiere más recursos naturales lo que provoca un impacto ambiental mayor.

La FAO recomienda evitar la compra de alimentos que excesivas cantidades de envolturas.

- Elige alimentos tradicionales, locales y de temporada.

- Consume pescado de las especies más abundantes.

- Procura mantener frescos los alimentos para evitar desperdiciarlos.

Decisiones de vida

- Cocina más en casa; evita la comida rápida.

- Lee las etiquetas de los productos y no te dejes influenciar por la publicidad, por ejemplo, en productos que se vende como bajos en calorías, ya no siempre lo son.

- Ejercítate todos los días; los adultos deben dedicar al menos 2.5 horas a actividad física de manera semanal; mientras que niños y jóvenes 60 minutos al día.

México contra la obesidad

Durante la presentación del informe El Estado Mundial de la Infancia 2019: Niños, alimentos y nutrición, la representante de la Unicef, Christian Skoog atribuyó el problema de obesidad en México a la abundancia de alimentos ultraprocesados, altos en calorías y bajos en nutrientes, así como a la intensa publicidad y comercialización inapropiada de los mismos.

En ese sentido, exhortó al Senado de la República para que aprobara las modificaciones a la Ley General de Salud para modificar el etiquetado frontal de los alimentos en el que se detallaría los contenidos de los productos.

“La evidencia internacional muestra que un buen etiquetado ayuda a tomar decisiones más informadas y adecuadas”, señaló.

Por su parte, los senadores de la Comisión de Salud aprobaron la minuta que reforma la Ley General de Salud en materia de sobrepeso, obesidad y de etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas. Se espera la discusión en el pleno del Senado. Previamente ya se había aprobado en la Cámara de Diputados.

 

Te puede interesar: Educación alimentaria, menos comida chatarra 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.