Cigarro: la muerte silenciosa

El tabaco es considerado uno de los principales causantes de enfermedades tanto físicas como mentales.


Tabaco y cigarro


Existe evidencia científica de los graves daños que el tabaco causa a la salud. La adicción al tabaco se sigue incrementando a nivel mundial, al grado de definirse como una epidemia silenciosa del siglo XXI. Según datos de la Organización Mundial de Salud (OMS), el consumo de tabaco cobra al menos tres millones de vidas al año; se estima que, si los hábitos de consumo no varían, en 2020 la mortalidad anual superará los ocho millones de muertes.

En cuanto a México, el consumo de tabaco es un problema serio de salud. Existen más de 16 millones de fumadores que, en 10 años, tendrán 45% de probabilidades de padecer alguna enfermedad cardiovascular, cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias crónicas, incluyendo asma y bronquitis, así como otros males.

El consumo de tabaco, principalmente la inhalación del humo de los cigarros, causa enfermedades como bronquitis crónica y enfisema, enfermedades cardiovasculares, diversos tipos de cáncer, etcétera.

Te puede interesar: Enfrenta la OMS graves obstáculos

El Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, dependiente de la Secretaría de Salud, informa que el tabaco ha afectado similarmente a hombres y mujeres. Por ejemplo, el inicio de la conducta tabáquica no sólo se relaciona con los efectos de la nicotina, sino también con el estado de ánimo de quienes fuman, pues alivia ciertas sensaciones de malestar como las producidas por la depresión.

Según Ángel G. Juárez, supervisor ejecutivo de salud mental en DOC.COM y jefe de operaciones clínicas y factores de riesgo psicosocial en Desser Consultores, existen muchos factores, como la depresión y la ansiedad, que llevan a la gente a fumar. “Cuando una persona se siente aislada y vacía, tiende a fumar mucho”, dijo el Juárez.

De acuerdo con Ángel Juárez, fumar es una conducta socialmente aceptada que se convierte en toxicomanía, – adicción al tabaco–, se tiene la ilusión de encontrar en él la forma de llenar un vacío existencial en el que suelen caer las personas que fuman. “La sustancia (el tabaco) se muestra como un símbolo que la persona acepta para llenar ese vacío”, agregó Juárez.

La OMS ha encontrado historiales médicos que demuestran que, tanto en adultos como en adolescentes con depresión severa y ansiedad, el consumo de cigarro suele ser mayor que en los pacientes emocionalmente estables.

Otro dato interesante lo aporta el Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología, según esta institución, el consumo regular de tabaco es una “drogodependencia”, determinada por factores conductuales y farmacológicos similares a los que son propios de la adicción a drogas como la heroína y la cocaína; de ahí que sea tal difícil abandonar el consumo de cigarros.

Al respecto, Juárez dijo que cuando ya se ha diagnosticado una adicción, no se debe tratar de sustituirla por otras actividades, pues cuando el cigarro ya forma parte de la vida cotidiana del paciente; dejarlo de golpe tiene consecuencias drásticas, como ansiedad, desánimo, nerviosismo o mal humor, hiperactividad y más apetito en diversas proporciones, si bien cada fumador presenta diferentes síntomas.

Sin embargo, es posible que los síntomas se presenten con más fuerza unos días que otros; con el tiempo, los síntomas y los deseos de fumar desaparecerán siempre y cuando no se fume ni un poco. Ni una sola fumada. Algunos medicamentos y un cambio en la rutina diaria pueden ayudar a controlar el impulso de fumar.

En efecto, el tabaquismo reduce la salud y la productividad de sus víctimas, pues sus efectos nocivos se expresan en el periodo más pleno de la vida. Las acciones para evitar estos daños a la salud deben reforzarse, previniendo que los niños inicien el consumo del tabaco en forma temprana ,y ayudar a los que ya fuman para que dejen de hacerlo, así como crear espacios libres de humo para proteger a los no fumadores.

 

Te puede interesar: Adiós, tabaco; hola, salud 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.