Niños migrantes, traumatizados

“México ha puesto en evidencia su falta de humanidad, no comprendemos que los migrantes son nuestros hermanos”, afirmó María Soledad Morales Ríos, hermana encargada del área de vinculación de Cafemin.


Niños migrantes en México


La infancia es la época más importante, pues lo que suceda en la vida de un niño pequeño marcará de por vida su comportamiento como adulto. Los niños son el futuro del mundo, por lo que deben ser protegidos y motivados para tener una vida adulta favorable.

Sin embargo, la violencia, la muerte y las desgracias marcan la vida de miles de menores de edad, que solos o acompañados de sus familias deciden salir de sus países natales para ir en búsqueda de una mejor calidad de vida.

A partir del 7 de junio, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reforzó las políticas migratorias como resultado de la presión ejercida por Estados Unidos y su presidente Donald Trump. López Obrador ordenó que 15 mil elementos de la Guardia Nacional se desplegaran en la frontera norte del país, mientras que en la sur cerca de 6 mil soldados impiden el paso de migrantes provenientes de América Latina.

De acuerdo con datos de The New York Times, desde junio hasta octubre se ha detenido a poco más de 40 mil 500 migrantes menores de edad, que buscaban cruzar territorio mexicano sin compañía de sus padres. El diario explicó que durante entrevistas hechas a los menores, “afirmaron saber que el trayecto era peligroso y de ser atrapados podrían terminar en centros de detención sucios y sobrepoblados”.

En ningún momento los niños migrantes están protegidos, pues mientras todo su viaje están rodeados de violencia extrema, llegando a EU son tratados indignamente. La cadena de información CNN, entrevistó a Scott Allen y Pamela McPherson, doctores que laboran en centros de detención de niños migrantes en EU, y ambos profesionistas aseguraron que las condiciones y peligros que enfrentan los menores en esos lugares ponen en riesgo su vida.

Allen y McPherson aseguraron que muchos de los pequeños tienen sus dedos totalmente dañados por las puertas de las celdas, están sumamente mal alimentados, se les suministran medicamentos incorrectos y han sido diagnosticados erróneamente en diversas ocasiones.

Puedes leer: Crimen y autoridades acosan a migrantes 

Niños migrantes traumatizados

María Soledad Morales Ríos, hermana encargada del área de vinculación de la Casa de Acogida, Formación y Empoderamiento de la Mujer Migrante y Refugiada (Cafemin), aseguró que la situación de los niños migrantes es muy fuerte y doloroso, pues dejan atrás todo lo que conocen. “Es un desarraigo muy fuerte, no sólo dejan su casa, dejan su escuela, a sus abuelos, sus primos, y en el camino son testigos de la violación a los derechos humanos que sufren ellos, sus padres o quienes los acompañan”.

Morales Ríos comentó que las familias migrantes que llegan a Cafemin, que es un albergue que desde que iniciaron las caravanas migrantes en 2018, aseguran que no sólo tienen que traer dinero para el viaje, tienen que juntar dinero para repartirlo durante la travesía y comprar protección.

“Muchos menores de edad son abandonados por sus padres o por quien los acompañaba en el camino”, aseguró la hermana Soledad y comentó que los niños sufren asaltos, extorsiones y secuestros cuando son abandonados, pues criminales se llevan a los pequeños, a sus documentos o su vestimenta.

María Soledad explicó que cuando los niños llegan al albergue están muy dañados, son huraños, retraídos y no dejan que nadie se acerque a ellos, explicó que los pequeños tienen un trauma muy grande, pues desde sus países son testigos de actos violentos.

Finalmente la hermana Soledad recalcó que con la llegada de los migrantes, México ha puesto en evidencia su falta de humanidad, “no comprendemos que los migrantes son nuestros hermanos, hay discriminación y xenofobia muy marcada” e invitó a que México vuelva a ser un país de acogida, que se ha caracterizado por ayudar a otros.

 

Te puede interesar: Cafemin, la esperanza para familias migrantes 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.