Micronegocios, los más afectados por el desempleo

De julio a septiembre de 2020, la población ocupada resultó en 51 millones de personas, cifra inferior en (-)4.2 millones de personas comparada con la del tercer trimestre de 2019, destacó el Inegi.



El empleo sigue sin poder despegar a consecuencia de la emergencia sanitaria. De acuerdo a los más recientes resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEN) en el tercer trimestre de 2020 reportó que 3.6 millones de personas no tenían empleo, lo que se refleja en una Tasa de Participación Económica de 55.5 por ciento respecto a la población de 15 años y más, cifra (-)4.9 puntos porcentuales inferior a la del mismo trimestre del año pasado.

Asimismo, destaca que la tasa de desocupación aumentó 1.4 puntos porcentuales al pasar de 3.7 a 5.1 por ciento a nivel nacional, mientras que para el conjunto de las principales 39 ciudades del país la tasa se ubicó en un 6.4 por ciento.

Por otra parte, la encuesta elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señala que en el periodo de julio a septiembre de 2020 la población ocupada resultó en 51 millones de personas, cifra inferior en (-)4.2 millones de personas comparada con la del tercer trimestre de 2019. La población ocupada de hombres fue de 31.8 millones, cifra menor en (-)1.9 millones y la población ocupada de mujeres fue de 19.2 millones, (-)2.3 millones menos en el mismo lapso.

Las actividades terciarias (que se refiere a la prestación de servicios como transporte, el comercio, los servicios sanitarios, educativos, administrativos, culturales y turismo, entre otros) con una participación del 60.7 por ciento en el tercer trimestre de 2020 registraron una disminución en términos absolutos de (-)3 millones de personas respecto al tercer trimestre de 2019. El sector de restaurantes y servicios de alojamiento y el comercio reportaron una disminución de 1.1 millones cada uno.

La ENOEN también destaca que los micronegocios fueron los que registraron la pérdida más alta de ocupación durante el último año al disminuir en 2.2 millones sus puestos de trabajo, específicamente en unidades económicas sin establecimiento, en donde la disminución fue de (-)1.3 millones de ocupados entre el tercer trimestre de 2019 y el mismo trimestre de 2020.

Asimismo, en lo que respecta a la tasa de subocupación, es decir el porcentaje de personas ocupadas que tienen la necesidad y disponibilidad de trabajar más tiempo, ascendió a 17 por ciento en el tercer trimestre de 2020, tasa muy por arriba con el 7.8 por ciento del tercer trimestre del año pasado.

 

La población ocupada informal, que comprende a los ocupados que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, como aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo, en el tercer trimestre de 2020 fue de 27.7 millones, (-)3.5 millones menos comparado con igual trimestre del año pasado. Dicho comportamiento se debió a una disminución de (-)1.6 millones de ocupados en el sector informal que pasó de 15.2 millones en el tercer trimestre de 2019 a 13.7 millones en el tercer trimestre de 2020; mientras que la ocupación informal fuera del sector informal disminuyó (-)2 millones al pasar de 15.9 millones a 14 millones en el mismo periodo.

La tasa de informalidad en las localidades rurales fue de 79 por ciento en el tercer trimestre de 2020, mientras que en las localidades más urbanizadas fue de 40.5 por ciento. Por su parte, la tasa de trabajo asalariado en las localidades rurales fue de 50.7 por ciento contra 72.4 por ciento de las áreas más urbanizadas.

En tasas de informalidad laboral las entidades que mayores porcentajes presentaron fueron Guerrero con 78.5 por ciento, seguido de Oaxaca con 76.6 por ciento y Chiapas con 74.3 por ciento; en contraparte, las entidades con las menos bajas fueron Nuevo León con 35.4 por ciento, Chihuahua con 36.6 por ciento y Coahuila de Zaragoza con 36.9 por ciento.

En las tasas de condiciones críticas de ocupación, Chiapas reportó el porcentaje más elevado con 46.8 por ciento, seguido de Tlaxcala con 32.6 por ciento y Campeche con 30.8 por ciento. Por su parte, Jalisco con 12.1 por ciento, Sinaloa y Nuevo León con 13.1 por ciento cada una y Querétaro con 14.9 por ciento, reportaron niveles inferiores de ocupación en situación crítica en materia de ingresos y horas trabajadas.

El total de las 39 ciudades para las cuales ofrece información la encuesta reportaron una tasa de desocupación de 6.4 por ciento, una tasa de subocupación de 18.3 por ciento, una tasa de condiciones críticas de ocupación de 21.8 por ciento y una tasa de informalidad laboral de 41.6 por ciento.

 

Te puede interesar: Iniciativa para desaparecer outsourcing es inflexible y unilateral

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.