Urge un plan de reactivación económica en México: ANEI

La asociación elaboró una propuesta de Reactivación Económica con Políticas Fiscales y Monetarias para paliar los efectos de la pandemia de COVID-19.



La Asociación Nacional de Empresarios Independientes (ANEI) hizo un llamado al gobierno federal para trabajar en un verdadero plan de reactivación económica, dejar de un lado el conservadurismo ortodoxo en la política fiscal y monetaria que ha limitado el crecimiento del país en las últimas tres décadas.

A través de un comunicado, la ANEI dijo que el problema económico del país ya no es la inflación, sino el mayor obstáculo es el nulo crecimiento económico, aunado a su caída en el 2020, con alto desempleo, baja demanda y el cierre de miles de pymes.

Pidió actuar con urgencia, ya que en el último año 2.3 millones de mexicanos perdieron su empleo, 2.7 millones pasaron a ser subocupados y 3.1 millones han abandonado el mercado laboral. En total, 8.1 millones han sido afectados en su empleo.

La asociación elaboró una propuesta de Reactivación Económica con Políticas Fiscales y Monetarias para paliar los efectos de la pandemia de COVID-19, acelerar la recuperación y evitar un daño mayor a la economía.

La propuesta incluye dos puntos de enfoque para estimular y acelerar el crecimiento: primero, que la política monetaria debe ser expansiva, para lo cual las tasas de interés deben ser competitivas, sin exceder el costo de la tasa de interés de Estados Unidos más el Indicador de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI), lo cual debería situar al país en una tasa de referencia de 2.5 por ciento.

Ya que esta tasa estimularía el crédito y la inversión productiva, bajando el costo del capital, y reduciría el costo financiero del gobierno federal, permitiéndole asignar ese ahorro a infraestructura y mejoras del sistema de salud. “Mantener altas tasas de interés solo seguirá deteniendo a la economía al deprimir la inversión y el consumo, y por lo tanto la creación de empleos”.

La ANEI señala que esta medida debe complementarse con políticas que faciliten el acceso al crédito a pequeñas empresas y emprendedores para proporcionarles liquidez y detonar la inversión de ese segmento.

El segundo punto de la propuesta refiere: el gobierno debe adoptar una política de gasto fiscal contra cíclica, sin aumentar impuestos, como respuesta a la emergencia. Se debe de aprovechar el buen estado de las finanzas públicas y bajo costo de financiarse (deuda), para lanzar un ambicioso programa de inversiones en infraestructura productiva para detonar la economía de muchas regiones del país. El déficit fiscal pude subir tres o cuatro por ciento del PIB adicional.

La ANEI dijo que de hacerlo se estaría estimulando la generación de 350 mil a 450 mil empleos adicionales por año, beneficiando de manera directa a más de 1.5 millones de mexicanos, y un crecimiento económico arriba del 5 por ciento, acelerando en varios años la recuperación económica.

 

Te puede interesar: Carencias sociales han disminuido en los últimos 30 años: Coneval

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.