Otros aspectos

Como introducción, quiero aclarar el sentido cultural que hemos percibido y que, por el devenir de los tiempos, pronto estaremos inmersos en ello.

Todos ahora conocemos la palabra ‘woke’ (despertar). Proviene del progresismo y su ideología cubre numerosos campos. (ej. ideología de género, aborto, LGBT+, etc). Lo woke impulsa una política de identidades y al mismo tiempo abraza la deconstrucción del matrimonio y la familia. Este abarca temas tales como el heteropatriarcado, el privilegio blanco, la transfobia y el negacionismo climático entre otras, consignas que flotan en el ambiente y a la que debemos plegarnos si no queremos meternos en problemas. Uno de los peores contenidos de esta teoría es la deconstrucción del matrimonio y la familia natural para enarbolar las pretensiones de la cuarta ola, las teorías queer y el transexualismo.

Una vez aclarado esto, pasemos al tema central, del que ahora todos en México hablan: quién es la persona electa para Presidenta de México. Sabemos que su familia emigró de Europa del Este y que se identifica como no-religiosa, sus padres no la educaron en ninguna religión, además que se declara ‘científica climática,’ de acuerdo con sus estudios previos.

Veamos brevemente qué leyes tiene este país en cuanto a la vida humana y cómo nuestra elegida actuará en este aspecto.

El año pasado, la Suprema Corte de México despenalizó el aborto en un fallo conducido por activistas woke. De acuerdo con esta, “la penalización del aborto bajo el Código Penal Federal es inconstitucional ya que “viola los derechos humanos de las mujeres y de la gente ‘con capacidad de gestar”. Esta última expresión es una expresión woke para las mujeres que se identifican como varones.

Por otra parte, la Corte ordenó que el aborto fuese removido del Código Penal Federal por completo y el grupo de aborto Grupo de Información en Reproducción Elegida o GIRE afirmó de inmediato que ese fallo significa que el aborto debe ser ofrecido por el “servicio público federal y cualquier institución de salud federal” a cualquiera que lo solicite. A pesar de esto, 19 estados aún deberán legalizar el aborto en sus códigos penales y además, el aborto no ha sido agregado aun como un “derecho” a la Constitución Mexicana como han estado presionando los grupos abortistas.

Con anterioridad a la elección presidencial, la candidata oficial Sra. Claudia Sheinbaum apareció públicamente en varias ocasiones con una conocida feminista y especialista en género, fundadora de la organización abortista GIRE, Marta Lamas.

La Sra. Sheinbaum entre sus declaraciones expresó entonces varias afirmaciones: prometió garantizar “el acceso a la salud para las mujeres a través de su ciclo de vida, especialmente respecto a la salud sexual y reproductiva, que es una expresión bien conocida que significa ‘aborto.’ Además, se ha referido al aborto como un “derecho,” lo cual, hasta el momento, es bastante discutible, ya que en ningún tratado internacional existe todavía ese llamado ‘derecho al aborto.’

En su gestión como alcalde de la Cd. De México, la Secretaria de Salud, O. López Arellano afirmó que esta ciudad era un lugar en donde las mujeres americanas pueden obtener abortos que no puedan ser realizados en sus propios países.

La hoy Presidenta electa habló con claridad sobre su postura durante el 2022. Ella celebró la legalización del “matrimonio” homosexual en los estados de Guerrero y Tamaulipas con la siguiente declaración: “Hoy, el país completo progresa en derechos ‘igualitarios’ con la aprobación de la igualdad matrimonial en esos estados. Yo celebro esta demostración de la voluntad de la gente y la búsqueda de justicia para todos los hombres y mujeres por los dos congresos estatales. El amor es amor.”

El mismo año, se convirtió en la primera alcaldesa de la Cd. De México en participar en el desfile LGBT del “orgullo.”

Sheinbaum ha sido cuidadosa durante la campaña, de hablar abiertamente sobre el aborto, ya que muchas áreas de México, la población ha sido mayoritariamente provida. Ella afirmó que la Suprema Corte ha “resuelto” el asunto (lo cual no es manifiestamente cierto).

En 2023, durante la fiesta de nuestra Señora de Guadalupe, Claudia Sheinbaum publicó una fotografía de sí misma en ‘X’ afirmando: “Mi sueño es continuar luchando por la gente sexualmente diversa [sic] como lo hice en la Cd. De México.” Todos sabemos que la gente sexualmente diversa incluye a la comunidad LGBTQ+.

Con todo esto, nos damos idea de ‘otros aspectos’ de nuestro futuro político inmediato a través de la presidenta recientemente electa, si no hay… nada que lo impida.

Te puede interesar: Algunas ‘otras’ cosas que pasan en Cancún

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Facebook: Yo Influyo

comentarios@yoinfluyo.com

Compartir
No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.