Las tribulaciones de Vicente Fox

Consideramos que la disposición de retirarles la pensión a los expresidentes viene siendo un castigo a quienes fueron honrados.



En días pasados, el expresidente Vicente Fox volvió a ser noticia cuando nos enteramos de que rentaba su casa (el rancho San Cristóbal) por internet.

El precio de la renta ascendía a más de doscientos mil pesos la noche y tan elevada cantidad tenía su explicación en el hecho de que los posibles inquilinos tendrían oportunidad de convivir no con un simple expresidente sino más bien con el personaje histórico que, tras haber derrotado al PRI, había logrado acabar con el viejo sistema.

Conociendo el temperamento de Vicente Fox todo hacía suponer que esta era una más de sus muchas excentricidades que, debido a su gran carisma, le dieron una gran popularidad.

Ni duda cabe que cuando Fox ganó la elección en el año 2000 contaba con un respaldo inédito que –si hubiera sabido aprovecharlo- en mucho habría contribuido a resolver gran parte de los problemas del país.

No ocurrió así. Fox prefirió gobernar orientándose solamente por la popularidad –real o ficticia- que le señalaban las encuestas.

Al ver que el tiempo pasaba y que los problemas no se resolvían sino que incluso empeoraban la opinión pública empezó a decir que Fox había sido muy buen candidato pero muy mal gobernante.

Eso sin contar ocurrencias como cuando decía que iba a resolver el conflicto de Chiapas en quince minutos, cuando le dijo a Fidel Castro “comes y te vas”, cuando se echó para atrás después de haber promovido el desafuero contra López Obrador, cuando dijo que Vargas Llosa era colombiano y que Aznar era presidente de la República de España, etc.

Y ahora nos sale con que renta su rancho en una cantidad estratosférica.

Sin embargo, dejando a un lado lo folklórico e incluso pícaro de la situación, debemos ser más cuidadosos al analizar las causas reales del problema.

Hace algún tiempo y debido a que AMLO le retiró la pensión vitalicia a los expresidentes, Fox dijo que no tenía “ni para comer”.
Ignoramos qué tanto de cierto haya en dicha afirmación.

No obstante, lo que a todas luces es una evidente injusticia es el hecho de que a un expresidente se le niegue un derecho que se le reconoce al más humilde empleado de una mediana empresa quien –todo mundo lo sabe- tiene derecho a una pensión por jubilación y, en caso de renuncia voluntaria o despido, las leyes laborales le reconocen derechos como vacaciones, aguinaldo, prima de antigüedad, etc.

Por supuesto que es gravísima la injusticia que se está cometiendo con los expresidentes.

Por muy mala que haya sido su gestión –sea por torpeza o mala fe- no hay que olvidar que durante seis largos años llevaron sobre sus hombros la enorme responsabilidad que supone mantener a flote el país, fomentar el desarrollo económico y velar por la seguridad pública.

No todo el tiempo es el brillo de la Noche del Grito cuando el presidente en turno recibe aclamaciones desde el balcón central de Palacio Nacional.

Un presidente –sea bueno o sea malo- es mucho lo que padece y si cuando concluye su período lo despiden sin darle siquiera las gracias, eso puede traer consecuencias nefastas.

Y decimos que puede traer consecuencias nefastas puesto que, al saber que se quedará sin apoyo económico, eso lo inducirá a caer en la tentación de ganar dinero fácil aprovechando la privilegiada situación en que se encuentra.

En cambio, si quien ostenta el cargo sabe que cuenta con la garantía de un decoroso apoyo económico, eso influirá para comportarse con absoluta honradez.

Consideramos que la disposición de retirarles la pensión a los expresidentes viene siendo un castigo a quienes fueron honrados.

En cambio a los corruptos en nada les afecta puesto que –después de haber robado mucho- la pensión la consideran como una migaja despreciable.

Así pues, en todo esto hay mucho mar de fondo y, aunque reconocemos que Fox es un personaje folklórico y pintoresco lo que actualmente está viviendo no es una simple ocurrencia sino más bien una triste realidad.

Te puede interesar: México roto

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

 

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.