La ideologización

Recuerdo que Carlos Castillo Peraza distinguía claramente entre doctrina e ideología para explicar lo que muchas veces vivimos en la política. La política requiere de una doctrina con principios generales, es el conocimiento de la verdad que, por lo tanto, supone ciencia, técnica y ética. La ideología, nos decía, tiene que ver más con las ideas concretas para llegar a un fin que debe estar de acuerdo con la doctrina.

Morena y su gobierno carecen de doctrina; no les importa el conocimiento, ni la ciencia, ni la técnica y mucho menos la ética. ¿Por qué? Porque su ideología, lejos de estar de acuerdo con una doctrina, tiene como único referente a un individuo llamado Andrés Manuel López Obrador y como único fin mantenerse en el poder después del 2024, para lo cual han anulado todo lo que los mexicanos hemos conseguido después de décadas de lucha; hemos retrocedido en todos los servicios, en medio ambiente, en infraestructura y, en términos de seguridad, ya le entregaron parte del territorio al crimen organizado.

Las consecuencias de preferir la ideología encarnada en una persona han sido devastadoras en muchos sentidos. Solo doy dos ejemplos: el primero es en el ramo educativo y el segundo es una pequeña referencia al sistema de salud al que ya he dedicado varios artículos.

1.- Los libros de texto gratuitos: Millones de libros se repartirán. Estos libros se hicieron mal, pero al presidente no le importa porque no le da valor al estudio. Su vida y su trayectoria dan testimonio de ello. Por eso ha decidido “no desperdiciarlos” por lo que no los va a “embodegar” aunque no sirvan y, peor aún, no fueron hechos de acuerdo con los parámetros que marca la ley. Es decir, no se consultó a los expertos que habría que consultar ni se dialogó con las voces que tendrían que exponer opiniones en el asunto. Podemos afirmar que no se respetaron las libertades en un tema tan importante como la educación de nuestros hijos e hijas. Los nuevos libros de texto han sido descalificados por académicos expertos, editorialistas, padres de familia, organizaciones y docentes; han sido incluso señalados como un “retroceso”, “desperdicio”, un “absurdo pedagógico”.

Como las matemáticas tampoco son el fuerte de este gobierno, pues se eliminaron libros completos de matemáticas. Y dicen —los que han tenido acceso a los libros— que lo poco que hay tiene errores tales como concluir que el círculo no es una figura geométrica porque no está definido con “líneas, ángulos y vértices”.

También se ha denunciado la falta de hilo conductor y la hipersexualización de los propios libros de texto como las maquetas de los órganos sexuales en distintos momentos biológicos (eyaculación, por ejemplo). La actividad remata con una petición a los alumnos: “Compartan su experiencia con el resto de su comunidad”.

Los libros de texto gratuito violentan además lo dispuesto por el artículo 3º constitucional, porque se alejan de la ciencia y tiene claramente tendencias ideologizadas. Imagínense que el propio presidente dijo: “Se quitó el civismo, la ética, porque los libros de texto reafirmaban lo que sostenían las políticas neoliberales”. Esa fue la razón por la que se eliminó el civismo y la ética de la educación… y de su gobierno.

2.- Salud. Existía el Seguro Popular, pero había que destruirlo aun cuando no tuvieran con qué sustituirlo. Y se les ocurrió el Insabi (Instituto Nacional para el Bienestar), organismo que ya desaparecieron y en el que desperdiciaron más de 407 mil millones de pesos. Y a los funcionarios de ese fracaso ahora los pasan al IMSS. Sigue el desabasto de medicinas, las carencias de tratamiento, todo lo cual ha sido una verdadera tragedia para los mexicanos.

La ideologización ha perdido al gobierno de Morena y arrastra a nuestro país al retroceso. Anulan todo vestigio de cultura y de ciencia. Han querido destruir todo lo que no hicieron ellos o que emana de una manera de pensar que no suscriben. Para ellos es un estorbo político lo que no generaron. No tienen respeto por la verdad, por eso Claudia miente cuando dice que en la pandemia “nadie se quedó sin una cama de hospital”, por eso la acusan de ser “sólo una calca”. Eso explica por qué Marcelo Ebrard presenta la propuesta de crear una Secretaría de la Cuarta Transformación, a cargo nada más y nada menos que del hijo de quien encarna hoy la ideología de Morena.

El reto será recuperar todos esos valores que en política un mal gobierno ha dejado a un lado; se trata de devolverle dignidad a la política y significa recuperar la democracia para lograr la justicia en un ambiente de libertad que hoy estamos perdiendo.

Te puede interesar: ¡Qué respondan!

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Facebook: Yo Influyo

comentarios@yoinfluyo.com

Compartir
No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.