Un puberto en el Palacio

Es lamentable comprobar que quien ocupa el puesto más importante en el país por voluntad de los votos de tanta gente no se vea como un presidente, sino que ni siquiera se vea como un adulto.



Hay un puberto en Palacio y esta ñora está asombrada de cómo no se había dado cuenta antes. Debe ser que ahora que convive con uno en casa le saltan más las semejanzas. La primera semejanza fue eso de no entender ni el valor del dinero ni darse cuenta de que no contribuye a ganarlo. Igualito se comporta el hasta-el-día-del-la-mujer-el-protagonista-debo-ser-yo colando la idea de las becas y apoyos son del “presidente” y no del Estado mexicano financiadas con los impuestos de todos. Además, si presume de que no sabe llenar un cheque, esta ñora supone que menos le entiende al presupuesto de la nación que es de millones y millones, y que impreso en hojas han de ser como seiscientas. O sea, igualito que el escuincle-puberto, perdón, bendición-puberto que ahora opina de cómo gastamos, en qué gastamos y quisiera que le diéramos miles y miles de pesos cada semana para gastarlos en quién sabe qué.

Hace unos fines de semana luego de meses de estar muele y muele con que le compráramos unos tenis carísimos, el ñor y esta ñora accedimos y se le compraron los tenis. Pero resulta que el escuincle-puberto, perdón, bendición-puberto no se los pone porque se le pueden manchar. Otra semejanza con el recibo-al-canciller-español-pero-insisto-en-que-estamos-en-pausa que estuvo muele y muele con que quería ser presidente, y dale y dale. Y ahora que tiene el cargo, nomás no actúa como presidente nunca y se escuda en que no quiere “manchar” sus tenis, ah, no, en su caso, es la investidura la que dice que no quiere manchar. Ahí sí tienen razón ambos, lo que no se usa no se gasta… pero tampoco sirve para nada.

Hace un par de días, le llegó a esta ñora otra pista de cómo la pubertad es lo que domina en Palacio. Digamos que las calificaciones del bimestre no fueron las esperadas. De hecho, estuvieron peores que la aprobación en febrero del ya-dejé-descansar-a-Loret-ahora-traigo-entre-ceja-y-ceja-a-Azucena-Uresti. Por supuesto, las explicaciones fueron que los profesores le tenían mala fe y le exigían más que a los demás, que a la de Biología no le gustaba su letra y que por eso le había puesto menos puntos en el examen, y también mencionó que la miss Edith que fue su maestra de tercero de primaria tiene la culpa porque no le enseñó las tablas y que la miss Dulce de prepi también porque no le dijo cómo hacer bien los palitos de las t.

Obvio, ni el ñor ni ñora aceptaron esas explicaciones y lo regañaron. Así fue como el escuincle-puberto, perdón, la bendición-puberto, se encerró en la alacena por horas y esta ñora no podía sacar nada para cocinar. Sí, en lugar de encerrarse en su cuarto como cualquiera o donde no estorba a nadie ni causa problemas extra, escogió la alacena. Básicamente, actúo como los-domingos-sólo-me-ven-si-ando-haciendo-campaña-pero-si-hay-una-emergencia-no al decidir que era mejor usar Palacio Nacional y ahora se esconde ahí cada vez con más barreras, vallas; o sea, ya quisieran en Ucrania estar tan protegidos para un ataque.

Otra situación sería, si se hubiera quedado a vivir donde justamente se había diseñado todo un sistema para permitir que el presidente esté protegido y las oficinas que hay ahí puedan funcionar… pero no, prefirió un lugar donde estorba a todos y hay que invertir mucho para proteger el patrimonio, de pilón. O sea, nos salió más caro como a esta ñora que tuvo que pagar unas pizzas para cenar porque no podía sacar nada de la alacena (obvio, el puberto no tuvo pizza).

Pero lo que realmente confirmó el diagnóstico de esta ñora fue que se dio cuenta en el fondo guarda cierto temor hacia la figura paterna. Claro, en este caso sus figuras paternas no son precisamente un modelo de virtudes; pero es un hecho que el me-enfrasco-en-combatir-a-los-periodistas-pero-nunca-hablo-de-los-criminales se deja guiar y no les reprocha nada a dos hombres mayores. Dos hombres nacidos prácticamente antes de la Segunda Guerra Mundial: Manuel Bartlett que tiene 86 años y Alejandro Gertz con 82 años (nació a un mes del inicio de la guerra). Al primero, dicen que se le pliega como a nadie y que tanto la inquina contra el INE como la terquedad de hacer la Reforma Eléctrica son en realidad ideas fijas de Bartlett. Y claro, no lo tocó con lo descubrirle 23 casas y al hijo le han autorizado montones de negocitos en todas partes del presupuesto.

Y de Gertz hay mucho qué decir. Esta ñora ya había hablado de lo vengativo que es el fiscal, y los videos que se difundieron no hacen más que confirmarlo de la peor manera y pusieron una bomba de tiempo en el Poder Judicial y por supuesto ha vulnerado de todas las formas posibles la profesionalización e imparcialidad de la una institución tan importante como debería ser la Fiscalía General de la República. Pero por lo menos hasta el jueves por la mañana, que esta ñora escribe, Gertz no será removido ni regañado ni nada parecido. El cargo es tan importante que también da terror pensar a quién se pondría en su lugar.

Antes esta ñora pensaba que quizá tanto apoyo era porque le sabían algo cada uno, que cada uno tiene información muy seria que lo pondría en serias dificultades. Pero quizá es sólo que en el fondo los purbertos medio se revelan y patalean; pero en el fondo necesitan referentes y guía… aunque en este caso sí es de lamentar por todos que esas sean sus guías. Y más todavía de lamentar, comprobar que quien ocupa el puesto más importante en el país por voluntad de los votos de tanta gente no se vea como un presidente, sino que ni siquiera se vea como un adulto. Los ciudadanos vamos a tener que encontrar cómo ser papás eficientes para que nos acaba de destrozar el país con sus “pubertadas”.

 

Te puede interesar: El cártel del Bienestar Nueva Generación

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

 

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.