Cinco consideraciones para la ciudadanía en el último tercio del sexenio

El sexenio actual ha entrado en su tercio final y es uno que ha marcado una diferencia importante con anteriores en muchos aspectos. Por eso mismo también ofrece algunas consideraciones que la ciudadanía debería tomar en cuenta desde ya para reconfigurar el futuro de nuestra nación.

La primera consideración es que los candidatos pueden ofrecer su mejor cara en los meses previos a las elecciones; pero si se les observa en su trayectoria completa se les puede conocer mejor con sus virtudes y sus defectos. Además, que a la llegada al poder los defectos suelen tomar mayor relevancia que las virtudes, de hecho, cualquier defecto que tenga un candidato se magnificará si llega; pero las virtudes se quedarán más o menos en la misma proporción.

Por ejemplo, si alguien se ha mostrado en el pasado proclive a pasar por encima de la ley cuando no le favorece, al llegar al poder pasará incluso por encima de la Constitución que juró guardar. O si alguien se muestra dispuesto a la completa sumisión a su jefe en cada uno de los puestos políticos que ha ejercido y es incapaz de deslindarse de él incluso cuando tuvo oportunidad (en la pandemia, por decir algo) si llega al poder será todavía más servil.

La segunda consideración es que las encuestas son simples fotografías de un momento y que al igual que una foto puede hacer lucir a alguien más alto de lo que lo es en la vida real por la perspectiva o por los elementos junto a esa persona, lo mismo pasa con las encuestas. Y que esas fotografías además hay que compararlas con las tomadas a otras personas en las mismas circunstancias.

En ese mismo renglón, se debe siempre considerar que la simpatía que un personaje pueda llegar a suscitar no es una medida confiable y que hay que darle mayor peso a las preguntas que atienden a la valoración de las acciones para formarnos una opinión más profunda sin dejarnos llevar por lo superficial. Y, que las encuestas son encuestas y no conteos reales de votos, éstos siguen sin ser predecibles por encuestas.

La tercera consideración es que se debe dar la debida importancia a cada una de las elecciones en las que se requiere el voto; es decir, las votaciones por la presidencia son muy importantes; pero los personajes que lleguen a la Cámara de Diputados y a la Cámara de Senadores tienen un papel fundamental en el crecimiento de la democracia y la consolidación de la vida republicana.

Por eso mismo, no se deben tampoco subestimar las elecciones de los Congresos Locales en función del equilibrio de cada estado con su gobernador, pero también en su contribución en el panorama federal para aprobar o detener alguna modificación a la Constitución que resulte lesiva para los intereses ciudadanos. Es importante notar que en ese sexenio hubo un olvido de que aunque las Cámaras federales logren cambios, los Congresos locales también debían aprobarlas y nadie les pidió no hacerlo. Si la exigencia a las cámaras federales empezó a despertar en este sexenio, la exigencia a las locales todavía duerme y hay que hacerla valer.

La cuarta consideración va de la mano con la valoración de lo local y reducción de la injerencia de lo federal. Los principales problemas que se viven en las alcaldías y municipios tienen mucho más que ver con esos gobiernos y con los estatales mucho menos que lo que tiene de responsabilidad el Gobierno Federal. Pero a la vez estos gobiernos suelen ser los que primero renuncian a ejercer como gobierno, a veces, porque son los que menos recursos tienen y, también, los que suelen manejarlos con mayor descuido. Pero los ciudadanos, salvo excepciones, solemos perder de vista su importancia y su responsabilidad y eso ha dado como resultado una vuelta al pasado con un alto nivel de injerencia federal en asuntos locales.

Un ejemplo clarísimo de esto es la cuestión de la inseguridad donde autoridades locales, también salvo excepciones, han renunciado al combate a los delitos que sí son de su incumbencia y que de hecho no caen en la jurisdicción del gobierno federal. Resulta muy significativa la pasividad general ante el estrangulamiento de las policías locales por falta de transferencias federales y la renuncia de los gobiernos correspondientes a reclamar alto y claro que se les dote de las herramientas para cumplir con su parte en la seguridad.

Los ciudadanos debemos conocer más y mejor las facultades de cada nivel de gobierno para elegir con mayor cuidado a los que pueden resolver nuestros mayores problemas y presionarlos para que no renuncien a cumplir con aquello que están obligados. Hay que volver al poder de lo local exigiendo desde ahí, en seguridad y en otros ámbitos.

La quinta consideración es que usar términos absolutos para juzgar lo que ocurre en el panorama nacional sólo genera mucho ruido y abona a la división. Esto aplica tanto al comportamiento de políticos en particular (que un político un día haga lo correcto no garantiza que siempre lo hará y lo contrario, que no haya oportunidad de que alguna vez sí estén a la altura del servicio a la nación), como de instituciones como la Suprema Corte o el Tribunal Electoral que no se puede afirmar que hayan sido en estos cuatro años sumisos a las imposiciones del Gobierno Federal y tampoco que siempre han sido fieles a lo que las leyes y la Constitución les marcan como límites.

Esta última consideración sobre evitar los términos absolutos para juzgar aplica también con miras a lo que sucederá en los próximos meses. En las siguientes elecciones ni todo será un completo y total fracaso en Edomex y Coahuila y después en 2024 ni todo será una completa ganancia para los que hoy están en la oposición. Sin embargo, si habrá mucho que ganar en la medida en que la ciudadanía crezca en su amplitud de miras, en su constancia en el cuestionamiento y en incluir a todos los sectores sociales en presión a todas las autoridades, ahí sí tendremos más que celebrar y menos que lamentar.

Te puede interesar: Plan B, la misma gata

@yoinfluyo

Facebook: Yo Influyo

comentarios@yoinfluyo.com

¡Califica este contenido!

Puntuación media 4.2 / 5. Recuento de votos: 5

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.