Sección - Yo Influyo News - Mauricio Candiani

La agilidad en el mundo corporativo –concepto que fue acuñado en la industria del software hace casi dos décadas– se usa hoy como forma intencionada de aproximarse al cambio asertivo.
Un stand digital es un espacio de exhibición dentro de un evento online. Un ambiente diseñado para atraer una audiencia específica e incrementar el posicionamiento de marcas y narrativas.
Todo empleo debería emerger de una entidad privada o gubernamental que cumpla con todas las obligaciones de ley.
Las marcas buscan hacer sus interacciones online más atractivas, interesantes y fáciles en un mundo lleno de decisiones instantáneas, de expectativas inmediatas y de resultados previsibles.
Sólo hay una cosa más compleja que definir un modelo de negocios, funcional, competitivo y que produzca rentabilidad en el tiempo y esto es encontrar al socio idóneo para materializarlo.
Los directores necesitan rebotar los problemas que enfrentan, elegir con quién y de qué forma es importante.
En el panorama actual hay empresas que además de tener un desplome de sus ingresos, tienen el crecimiento estancado deben aplicar la estrategia del último sobreviviente.
Surge por comparación dinámica. Evoluciona con velocidad inconsciente. Impacta en todas las industrias. Así es la modificación del valor percibido de tu cliente.
Plantearse la pregunta de qué te dirías a tu yo de veinte años, permite reflexionar sobre la importancia de la resiliencia.
Empujar y activar recalibraciones tan estratégicas como ágiles se ha convertido en el quehacer cotidiano del director de empresa hoy.
El dominio de Zoom a estas alturas de año, ya no es un extra, es una habilidad básica que si no tienes, puedes estar en riesgo de ser despedido.
Siempre hay un dilema entre el impulso a la innovación y las fuerzas inerciales del negocio como lo conocemos.
El empresario que está convencido de las virtudes de ser buen pagador, muestra serlo en momentos de bonanza y en tiempos de escasez.