Sección - Yo Influyo News - La ñora

Anita la Huerfanita es una obra en la que bien podrían participar actores políticos tanto del gobierno, del partido oficial y de la oposición. Para todos hay.
El “cochinito” del poder Ejecutivo ha amenazado con quemar la casa de otros cochinitos porque quiere tener el poder absoluto.
Los que no se beneficiaron de Plaza Sésamo fueron los miembros del gabinete de AMLO y menos él.
Como las mujeres que al caer su marido en un bache ponen todo de su parte para sacar a flote el hogar, Ebrard hace lo posible para que el país no se hunda más.
Javi el protagonista de la película “Nosotros los nobles” vive desenfrenadamente a costa del dinero de su padre, algo muy parecido a lo que hace AMLO.
Muchos personajes que aparecen en películas mexicanas de antaño tienen una impresionante similitud con algunos políticos de hoy.
El coronavirus ha dañado ya la imagen del presidente, a quien ahora sólo le queda aferrarse a sus programas sociales y a su guerra contra los empresarios.
Los mexicanos tenemos la capacidad de sacar cosas buenas de la crisis generada por el coronavirus y convertirnos en una sociedad cívica, unida y proactiva.
Actualmente hay variados y diversos problemas que atentan contra la humanidad, pero en México estamos tranquilos porque tenemos al presidente más simpático.
El gobierno federal gobierna en “cachitos”, por eso ha obtenido resultados negativos como en salud o en seguridad.
 Después de 14 años de cortejo, una amiguis de la Ñora decidió darle el sí a su marido. A escaso año de matrimonio ya no ve la suya porque ha padecido de todo.
En los bombardeos y ocultamiento de información, la administración ha perdido algunos temas que le podrían resultar positivos.
El problema del desabasto médico ha ido evolucionando de tal modo que ahora incluye la rifa del avión, dinero del Infonavit y la cooperación forzada de los empresarios.