Familia es vida, progreso; aborto es violencia, muerte

En la cumbre de Nairobi se buscó promover el aborto como parte de “un paquete esencial de salud sexual y reproductiva integral” que se comprometen a implementar los países firmantes.


Sexualidad y familia


Hace un par de días, se dio a conocer una noticia que nos concierne a todos:

Los 35 países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) acordaron que, de todos ellos, “México es el peor para criar una familia”, publicado por Asher & Lyricon, Raising a Family Index que considera las siguientes variables: salud, educación, seguridad, felicidad y costo de vida. De estos 35 países, la mayoría occidentales desarrollados y cuatro países latinoamericanos: Chile, Colombia, Costa Rica, el “peor” es México.

Todos conocemos muy bien lo que está pasando en el rubro de salud, en seguridad y en costo de vida en este país, pero ¿conocemos a fondo qué ‘tipo’ de educación está implantando el gobierno en libros de texto escolares? En la variable de ‘educación’ además, se mide el índice de la tasa de matrícula de estudiantes de diversas edades, rendimiento en lectura, en matemáticas y en ciencias.

Vayamos al origen, porque todo esto, no sólo corresponde al resultado de lo que declara una organización internacional, sino que nos corresponde a los mexicanos responder desde dónde comienza este desorden social ya notable desde el punto de vista de otros países. Ante esto, posiblemente muchos de los lectores estén de acuerdo en que el comienzo, es el principio de la vida del ser humano.

Obispos, Dimensión Episcopal de Vida, congresistas y millones de ciudadanos inquirieron al gobierno de México sobre un rumor que corría sobre la posibilidad de la ‘legalización del aborto. El señor presidente López O. respondió a todos ellos: “Es ‘fundamental’ legalizar el aborto”. Con esta breve respuesta de un político, se tira abajo cualquier inquietud a favor de la vida de un ser humano en gestación sin defensa alguna.

Respaldando lo anterior, la directora general del Centro de Equidad y Género y Salud Reproductiva que depende de la Secretaría de Salud federal, Sra. Karla Berdichevsky B. declaró: “Es fundamental que en los 32 Estados de México se garantice el acceso a un aborto seguro como un servicio esencial de salud sexual y reproductiva que tampoco se interrumpe durante la pandemia. Es un servicio que tiene continuidad”.

Investiguemos brevemente desde dónde proviene esta ‘ideología’ de la que hablan los funcionarios gubernamentales, esto, contrariamente a lo que la ciencia nos ha dicho a través de cientos de años: la vida comienza en la fecundación de un óvulo por un espermatozoide, y el aborto (hoy llamado ‘interrupción del embarazo’) es el asesinato de un ser humano en el vientre materno.

En la Cumbre de Nairobi, Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo 25 (ICPD-25) de noviembre 2019, nuestro representante oficial, Sr. Alejandro Encinas indicó que “se fortalecerán las políticas públicas para disminuir la mortalidad materna y eliminar los fallecimientos por abortos inseguros…. Por otra parte, se buscará que se garantice “el acceso integral a anticonceptivos de emergencia y de interrupción legal del embarazo… En materia de igualdad de género, derechos sexuales y reproductivos se tiene que consolidar la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Infantil y Adolescente…”.

Nota. Los anticonceptivos de emergencia son medicamentos abortivos y no deben utilizarse como un método de control natal, además ya adelantaba la “interrupción legal del embarazo”, cuando todavía esa “interrupción” o aborto, no estaba legalizado en este país.

Como parte de los compromisos que México adquirió durante la Cumbre, se comprometió a otorgar “educación sexual integral” (CSE, por sus siglas en inglés) desde la infancia y “en todos los niveles educativos públicos”. Para estar enterados de lo que este tipo de educación significa para nuestros niños, ver: //www.yoinfluyo.com/columnas/94-norma-mendoza-alexandry/8876-ir-a-clases-para-aprender-sexualidad/ 

Esta Cumbre internacional fue muy cuestionada por la Santa Sede, por los Obispos de Nairobi y por organizaciones cristianas en Kenia por su “promoción al aborto” y otros temas incluidos en la amplia gama de “salud y derechos sexuales y reproductivos” (SRHR), conocidos mundialmente por su radical postura a favor del aborto. Los gobiernos admitidos a esta conferencia fueron aquellos que profesaban “una interpretación progresiva” de estas ideas, siendo rechazadas la mayoría de las organizaciones provida y cristianas. Por el contrario, aquellos a favor del acceso universal al aborto fueron bienvenidos y fungieron como moderadores y conferencistas. La Declaración final incluyó el avance del “aborto como parte de un paquete de intervenciones sexuales y reproductivas para ser consideradas parte de la cobertura universal de salud”.

Al final, la Cumbre emitió una Declaración Global sobre Aborto que también busca promover el aborto como parte de “un paquete esencial de salud sexual y reproductiva integral” que se comprometen a implementar los países firmantes.

La Santa Sede se retiró de esta Cumbre con unas palabras del Papa Francisco en la Conferencia General de la ONU, 2015 en que afirmó: “Los pilares del desarrollo humano integral tienen un fundamento común que es el derecho a la vida y de manera general, lo que podemos llamar el derecho a la existencia de la naturaleza humana misma”.

De acuerdo con la Santa Sede, El Programa de Acción de la ICPD, dentro de la amplia agenda de desarrollo de la comunidad internacional, “no debe ser reducido a la llamada ‘salud y derechos sexuales y reproductivos’ y a la ‘educación sexual integral’.

La Cumbre de Nairobi fue apoyada y firmada por México sin ninguna reserva, por tanto, dentro del acceso universal a la salud sexual y reproductiva como parte de la ‘cobertura universal de salud’, la Cumbre se compromete a enviar a este país “proveer educación sexual integral, EIS (o educación integral en sexualidad) y consultoría en salud sexual para gente joven en México a través del financiamiento y expansión de tres programas”:

- Hablemos de Sexo y Amor- Red digital para proveer contenidos en educación integral en sexualidad a través del sitio web: hablemosdesexo.com que llega a 4 millones de personas jóvenes al año. Se detalla a los jóvenes sobre la “salud y derechos sexuales y reproductivos” (SRHR).

- PARESS 2030– En el contexto de la Agenda de Desarrollo Sostenible usando el modelo UNESCO y para “reducir el embarazo no deseado” entre gente joven se introduce como Educación Integrada para la Salud Sexual. PARESS es un programa-modelo par de la educación integral en sexualidad para gente joven en edad escolar, en alianza con el Fondo de Población ONU (UNFPA), RB, INEGI, IPN. a través de estrategias nacionales.

- Generación Viva- Llega a estudiantes de 19 Estados, “dotando de talleres por educadores sexuales profesionales desde el 2012 en alianza con MAC Viva Glam Fund”. El modelo que utilizan “está basado en recomendaciones de UNESCO para la educación integral en sexualidad e incluye entrenamiento para maestros y padres”.

La Cumbre de Nairobi firmada por México así, mostró su agenda de aborto en todos sentidos, ya que buscó avanzar como primer objetivo, este rubro como parte de “salud y derechos sexuales y reproductivos” para la cobertura universal a la salud. Así, todos los países asistentes firmaron una Declaración Global sobre Aborto que se comprometen a implementar a través de presupuesto, estrategias y programas.

Finalmente, un comentario del Prof. José Arturo Quarracino, escritor argentino autor del libro Geopolítica y aborto, entre otros:

“Lo grave del asunto es que, con este proyecto, de ser aprobado, México va a adoptar un principio jurídico normativo inventado por la oligarquía financiera angloamericana, representada por John Davison Rockefeller III, hermano de los famosos David y Nelson, para imponer la pena de muerte para los niños por nacer, mediante la legalización del asesinato prenatal”.

“¿Pero desde cuándo una nación soberana debe someterse a lo que dictan funcionarios burócratas de un organismo internacional? Naciones Unidas es un organismo internacional, no es supra-nacional, ¿o México es una colonia y no un país soberano? Que el señor González Alcántara sea en este tema servil a multimillonarios yanquis no significa que México deba ser una granja-colonia de esos personajes”.

Nota: Juan Luis González Alcántara, ministro de la Corte Suprema fue quien propuso el debate para despenalizar el aborto en México.


Te puede interesar: Ir a clases para aprender … “sexualidad”

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.