Opacidad estratégica

Los problemas son de todo tipo: no hay pago a becarios, los colocan en actividades diferentes que no aportan nada a su desarrollo, deserción, ausentismo… y un larguísimo etcétera.


Jóvenes Construyendo el Futuro


Insisten

Mis sesudas e inteligentes lectoras, así como los preclaros lectores, insisten en una misma inquietud: al adalid de la “contracorrupción”, siempre se le frustran los resultados.

Así con el NAIM, con el impresentable proyecto de Santa Lucía; con el mejoramiento de la economía; con el combate a la pobreza; con la entrega de apoyos a la tercera edad (en la Secretaría del Bienestar y sus Delegaciones Estatales, nadie contesta el teléfono, está de adorno); y, así, con el tema Trump, nos convertirnos en el patio trasero de Estados Unidos.

Ahora el futuro que se construye

El trabajo de Miguel Ángel Bravo en Publimetro resulta genial, porque recoge los datos de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, respecto de un programa insignia del presidente: “Jóvenes Construyendo el Futuro”.

En un padrón de 900 mil jóvenes, hay datos increíbles, inconsistentes, inverosímiles, inverificables y que nadie puede catafixiar por nada, en términos del filósofo urbano Javier López “Chabelo”.

Comentarios en poquito

Mi adorada María Amparo Casar, presidente ejecutiva de MCCI describe:

1. El padrón de becarios y los centros que ofrecen trabajo, creció todos los días, con el mismo número de vinculados, por edad y sexo, durante 5 meses, lo cual, sostiene el escribano, ¡es milagroso!

2. Estas coincidencias son extraordinariamente anormales.

3. Los datos se extrajeron de la página de la STYPS.

4. En 157 070 centros de trabajo, aparecen becarios con nombres de empresas y personas físicas, incompletas o repetidas. No puede verificarse porque además no tienen nombre del lugar, RFC, razón social, dirección. No hay datos.

5. 900 mil becarios cuestan 24 358 millones de pesos cada mes. Hay subejercicio porque les autorizaron 40 mil millones de pesos de presupuesto.

6. En la Ciudad de México –como caso de estudio– sólo 14% de las empresas eran localizables, con información y becarios inscritos.

7. MCCI revisó 5439 centros de trabajo (82%), 2881 no tenían ninguna información de contacto; 646 no fueron localizables, 214 nunca tuvieron becarios. Solo 14% (413 centros de trabajo) ofrecieron información y tenían vinculados.

8. Los problemas son de todo tipo: no hay pago a becarios, los colocan en actividades diferentes que no aportan nada a su desarrollo, deserción, ausentismo… y un larguísimo etcétera.

9. Tres de cada diez aprendices desdertaron, según Manpowergroup.

10. Los chavos ocupan la beca mientras encuentran algo mejor pagado.

11. El dato sorprendente: 46% de los aprendices reclutados tienen licenciatura y 14% con carrera trunca, además de que 2000 de ellos cuentan con posgrado.

La pregunta: ¿por qué siguen los manejos opacos y las cifras maquilladas?

 

Te puede interesar: Repertorio de golpes bajos 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.