A sangre fría contra la salud

A manera de aperitivo, la 4T llegó a despedir gente con la misma guadaña, sin medir consecuencias.


Sector salud


De Truman Capote

Como dice el celebérrimo danzón, traído en esta entrega a manera de parafraseo: “Pero, si Truman no hubiera muerto… pero, si Truman no hubiera muerto… todavía viviría”. Vale, porque si ese extraordinario escritor hubiera nacido bajo el amparo de la 4T, ahorita sería “costumbrista”.

El párrafo inicial donde expresa sus agradecimientos en “A sangre Fría”, vienen bien a lo que pasa en México: “Todos los materiales de este libro que no derivan de mis propias observaciones han sido tomados de archivos oficiales o son resultado de entrevistas con personas directamente afectadas”.

Verificando ando

A manera de aperitivo, la 4T llegó a despedir gente con la misma guadaña, sin medir consecuencias, productividad, especialidades, resultados de calidad y éxitos. Todo, en nombre de la “austeridad”. El sector salud fue uno de los principales damnificados en el guadañazo presidencial.

Luego, lo inexplicable. Se nos dijo que había mucha gente corrupta, negocios multimillonarios, corrupción a pequeña y gran escala… por eso los corrían. Así, se acabarían los moches y las corruptelas… además el servicio mejoraría como en los hospitales de Dinamarca o Suecia.

Es más, los hombres y mujeres, especialistas calificados, fueron despedidos porque percibían sueldos que no tenía ni Obama. Por eso los “renunciaron” y mandados a la calle.

Más tarde que inmediatamente, el sector salud resintió fuerte la austeridad. Ni presupuesto, ni especialistas. Por eso –en este país de la “derechohabiencia”– nos comentaron que, para solventar tal crisis, vendrían, con buenos ingresos y prestaciones, una importante cantidad de médicos cubanos enviados desde la isla, para “apoyar” a la 4T y que nadie anduviera quejándose de que solo le recetan paracetamol y “pomada de la campana” para cáncer, insuficiencia renal, VIH o gripe.

Por supuesto y presupuesto

Indudablemente, los problemas se agravaron con el correr de los días. Y el sector salud ya se encuentra en terapia intensiva con pronóstico reservado. A un grado tal, que el presidente López anunció que se solicita formalmente a los médicos jubilados y enfermeras especialistas, que sean tan amables de regresar a trabajar, porque no hay gente que atienda a la gente. Así lo difundió la agencia Notimex. (03 agosto 2019 01:11 p.m.)

Luego, fuimos informados de que, si regresan los jubilados de su júbilo, se garantizará la atención a los mexicanos. Desde luego, las cosas en salud van muy mal –adivinen mis adorables lectoras y amables lectores, por qué– porque se “están pagando las consecuencias” de las medidas neoliberales que también hicieron imposible la formación de nuevos médicos buenos y especializados.

O sea… ¿cómo?

El escribano confiesa que es de lento aprendizaje y dispersión cognitiva aguda cuando escucha los mensajes presidenciales.

El presidente López indicó que le inyectarán 40 mil millones de pesos al sistema de salud y con ello se aumentará el número de médicos, mejorará el abasto de medicamentos y se impulsará la infraestructura hospitalaria.

Preguntas:

¿Pues no que no hay médicos por culpa del pasado? ¿O se refiere a los chavos que saldrán de la preparatoria y que harán filas para estudiar medicina, y luego otro par de años más para especializarse?

¿Cuándo se restablecerá el abasto de medicamentos? Es que los “derechohabientes” ya hacen antesala en las funerarias.

Si el nuevo secretario de Hacienda se ve filántropo generoso y suelta los 40 mil millones de pesos en este momento en que usted lee está columneja… ¿Como cuánto tiempo se tardarán en construir y habilitar la infraestructura necesaria?

El amanuense insiste. Si Truman Capote hubiese leído el periódico esta mañana en México, se haría la misma pregunta, pero “a sangre fría”. Escribano dixit.

 

Te puede interesar: Se acabó la pobreza 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.