Imprimir esta página

La misma gata

Las decisiones de AMLO resultan ser la misma gata, pero revolcada.


AMLO y  la EMP


Precisiones

Durante la realización de la 52ª Jornada Mundial de la Paz, el papa Francisco destacó varias directrices: “…la paz es como la esperanza de la que habla el poeta Charles Péguy; es como una flor frágil que trata de florecer entre las piedras de la violencia”. Sí, porque como escribe, “sabemos bien que la búsqueda de poder a cualquier precio lleva al abuso y a la injusticia”.

De ahí que la política sea “un vehículo fundamental para edificar la ciudadanía y la actividad del hombre”, si bien cuando quienes los que se dedican a ella “no la viven como un servicio a la comunidad humana, puede convertirse en un instrumento de opresión, marginación e incluso de destrucción”.

1. Aparece un sinónimo entre la paz y la esperanza. El pontífice se apropia de las palabras de Charles Peguy en dos niveles: La paz florece entre las piedras de la violencia –de cualquier tipo de violencia–, y en un plano simultáneo afirma que, la Política es el vehículo para edificar a los gobernados y a la actividad que estos realizan. De lo contrario, se convierte en instrumento de opresión, marginación y posible destrucción. Le asiste toda la razón.

2. A la luz de esta herramienta conceptual, la misma se convierte en una poderosa lente para entender lo que millones de mexicanos aplauden y lo que otros muchos millones más, padecen y se arrepienten ahora.

3. ¿En qué edifica a las familias mexicanas la desaparición –por lo menos de nombre– del Estado Mayor Presidencial, “cuerpo especializado” y entrenado para cuidar al presidente?… Lo mismo que usted pensó, han escrito mis bellísimas lectoras y amabilísimos lectores.

4. ¿Cuál es la utilidad del “cuerpo especializado” que se creó para cuidar al Ejecutivo y que hoy suple al Estado Mayor?... Lo mismo piensa este escribano. ¿El nuevo cuerpo especial contribuye a la paz y a edificar a los gobernados? Dudosamente.

5. Si, como el mandatario lo afirmó desde diciembre del 2018, “el pueblo es quien lo cuida”, la pregunta es obvia: Entonces, ¿las decenas de vehículos blindados, artillados, con personal especializado, estructurados en un brillante operativo para cuidar al presidente… son, como decimos en México, “la misma gata, nada más que revolcada?

6. Cierto, desaparece el EMP, por sus siglas; pero se crea un “cuerpo especializado”. ¿No resulta ocioso, repetitivo y carente de sentido estratégico y práctico?

El suceso

La periodista Neldy San Martín en su entrega para la revista Proceso, (//www.proceso.com.mx/582249) destaca igualmente, varios vértices del tema:

Primero, el Senado aprobó la desaparición del EMP, pero como dice la investigadora, apareció un transitorio para crear un nuevo cuerpo de seguridad “integrado por militares y marinos que proteja al presidente”, lo que quiere decir en buen romance que, “el pueblo bueno y sabio renunció a su vocación de guardaespaldas del mandatario…” O ¿todo fue un montaje escenográfico para cumplir un capricho presidencial, que no sirve para nada, pero que ocupó, por varias semanas, el tiempo del Poder Legislativo y algunas planas en los medios?

El tema, no solo político sino también presupuestal, la liturgia de la 4T logró 108 votos a favor, cero en contra y 12 abstenciones para desaparecer al Estado Mayor Presidencial.

Corifeos

Fue Dante Delgado de Movimiento Ciudadano quien propuso el transitorio, elevando a rango de debate en tribuna la afirmación de que, el mandatario necesita que lo cuide un cuerpo profesional y especializado. O sea, una real perogrullada.

La segunda afirmación resultó igualmente asombrosa. Félix Salgado Macedonio presidente de la Comisión de Defensa Nacional, aseguró que el EMP era oneroso, por eso se desapareció.

Como siempre, no hay cifras, no aparecen estudios, no hay ni un solo dato comparativo. Todo va de acuerdo con la liturgia sexenal: Todo se respalda con una afirmación de alguien, califica o no, fundamentada o no, inteligente o no. Eso no importa.

Qué cierto es que “…la búsqueda de poder a cualquier precio lleva al abuso y a la injusticia”. Es la misma gata, solo la revolcaron. ¿A poco no?

Te puede interesar: Desorden, ineficacia y populismo

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.