Exagerando, exagerando

El camino y la mejor opción es fortalecer la democracia. Esa que permitió al presidente ocupar Palacio Nacional y a la que ahora combate con todo el poderío económico y político del Estado.



COMO SON EXAGERADOS

Para el presidente, los mexicanos que se han quedado sin empleo y tienen que alimentar a sus familias, son unos exagerados porque no hay mayor problema.

Las mamás que no tienen con quien dejar a sus hijos para ir a trabajar, también son unas exageradas. Lo mismo pasa con los chamacos que ya no pudieron regresar a la escuela a causa de la pandemia, son exageraciones de los enemigos del mandatario.

Esa parte del pueblo bueno a quienes les quitan sus celulares, sus carteras, sus relojes, su dinero y sus identificaciones, para el presidente, son unos irresponsables al difundir exageraciones.

Exagerados también, esos niños que tienen cáncer. Se andan quejando de falta de medicinas y para el ejecutivo, “eso” no es problema. Son ganas de estropear el avance de la 4T.

Esos empresarios fifís y neoliberales son insistentes y tozudos porque a todo le ven el signo de dinero en vez de sacrificarse para entregárselo a Luisa María Alcalde para que lo reparta a los trabajadores a través de su papá.

Las y los jóvenes que quieren seguir estudiando una licenciatura o un posgrado, solo representan a esa parte de la sociedad que es “aspiracionista” porque exageran su afán de éxito y mejor vida.

Exagerados los mineros que siguen, literalmente, enterrados. Sus familiares no se dan cuenta del gran esfuerzo de la CFE y la Secretaría del Trabajo, para sacarlos de donde están. Malagradecidos.

EN EL FONDO

Disculpando las ironías, la postura presidencial no puede ser más clara y evidente. El señor ve las cosas desde su personal ensoñación: AMLO afirma que se "exageran" los hechos de violencia en México. De acuerdo con su saber y entender, el asunto es fácil:

“Están exagerando nuestros adversarios (...) Está como montado, es propagandístico. No hay ningún problema mayor”, dijo el presidente López Obrador (1)

RAZONES VEREDES

Don Pepe Medina Mora, presidente de la COPARMEX, formuló varios planteamientos que, a juicio de este escribano, dejan en claro qué está sucediendo en estos dos países: el México en el que vivimos y vemos todos, y “el otro” México, que solo es visto por el mandatario y sus seguidores aunque éstos solo le den cuerda al macuspano.

Medina Mora no cuestiona: “México es víctima de políticas públicas ineficientes, crisis económica y crimen”. No hay duda para los mexicas de a pie, porque el tabasqueño vive en otros datos.

Por lo mismo, la sensatez del dirigente nacional de COPARMEX, pidió al gobierno federal “devolver la paz a todo el país. Solo eso, para empezar; porque, adicionalmente a los momentos complicadísimos por los que atraviesa México, se agrega la incertidumbre jurídica, la crisis económica galopante, los cobros de piso hasta en las fiestas patronales y una violencia que el presidente nunca ve, porque su familia vive en otros países y él vive enclaustrado en Palacio o deambulando en instalaciones militares.

INESTABILIDAD POLÍTICA E INGOBERNABILIDAD

Como dicen los clásicos: “Éramos muchos y parió la abuela” ¿Por qué?, porque la falta de gobernabilidad en todo el territorio nacional y la consecuente inestabilidad políticas, las acciones ideologizadas del gobierno y el permanente discurso que divide y polariza a los mexicanos, se transforma en la anulación del respeto a la legalidad.

Es lo que sucede después de los incendios, robos, atracos e ineptitudes de la autoridad. Dicho de otra forma, ya se empieza a sentir el desaliento de los inversionistas y, no sería extraño, que se incrementen las cifras de desempleo y pobreza de muchos miles más de familias. Hoy, una de cada dos empresas ha sido víctima de robos, cobro de piso, violencia y atropellos de parte de la delincuencia organizada y desorganizada.

Desde luego, como señala don Pepe Medina Mora, no puede haber desarrollo y crecimiento económico sin estabilidad política, sin reglas claras, sin respaldos para los empleadores. Los ejemplos abundan en centro y Sudamérica.

Sin duda, el camino y la mejor opción es fortalecer la democracia. Ésa que permitió al presidente ocupar Palacio Nacional y a la que ahora combate con todo el poderío económico y político del Estado.

Pregunta obligada: Los ciudadanos de Jalisco, Baja California, Ciudad Juárez, Michoacán, Guerrero o Guanajuato, ésos mexicanos que vivieron el terrorismo de hace unos días, ¿estarán viviendo una exageración?

(1) https://www.viveusa.mx/noticias/amlo-afirma-que-se-exageran-los-hechos-de-violencia-en-mexico 


Te puede interesar: El síndrome de “Juan Escutia” 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.