Iniciar el año con orden

Inicia el año y es muy común que nos sintamos fuera de ritmo, por las vacaciones y por tantas fiestas, pero es muy necesario que pongamos cuanto antes, orden a nuestra vida y, sobre todo, que ordenemos la rutina de nuestros hijos.


Un major año


Una forma muy común de lograrlo es hacer los tradicionales propósitos de Año Nuevo, que a veces son de mucha utilidad, pero otra forma es hacer un calendario de valores para nuestra familia que realizaremos durante el año que comienza.

Estas dos estrategias son excelentes para fomentar en nuestros hijos el orden y la responsabilidad y una muy buena forma de mantener a la familia interesada y unida. Aquí están mis 5Tips para lograrlo.

PRIMERO. Haz una lista de los propósitos de cada uno de tus hijos.

Es importante que ellos los hagan para que estén dispuestos a llevarlos a cabo. Por supuesto que podemos ayudarles, pero al final, ellos deberán estar de acuerdo y dispuestos a realizarlos.

Otro punto importante es que nosotros como papás debemos acompañarlos y hacer una lista de propósitos también.

Es bueno que sean acciones sencillas, alcanzables y que nos lleven a mejorar. Y si nos proponemos una para cada mes del año que comienza, es mucho mejor.

SEGUNDO. Habla con ellos y hagan una estrategia para cumplirlos.

Es importante que hagamos una estrategia personal y familiar para cumplir los propósitos de año nuevo. Y para eso es necesario tomarnos tiempo para que cada uno de nuestros hijos haga su lista de propósitos y después defina las acciones concretas que realizará para cumplirlos.

Cuando nuestros hijos son pequeños pueden hacer dibujos para recordar lo que deben realizar durante ese mes.

Y para los jóvenes, es necesario que hagan un calendario para que lo tengan presente. Este calendario es muy necesario tenerlo en un lugar visible para no olvidarlo.

TERCERO. Haz un calendario de valores que se van a llevar a la práctica durante este año en la familia.

A la par de esto, es muy bueno establecer los valores que en familia conoceremos y practicaremos.

Es necesario que se los expliquemos a nuestros hijos para que puedan comprenderlos y llevarlos a la práctica.

El inicio de año es la mejor época para esto; pues así comenzaremos el año ordenadamente y con un objetivo familiar claro.

Este calendario de valores debe ser entendible para todos los miembros de la familia y sobre todo para nuestros hijos pequeños que quizá, sea más difícil que lo puedan comprender.

De ser necesario, busca apoyos didácticos para lograr que todos comprendan cada valor y en qué consiste cada uno de ellos.

CUARTO. Que ellos propongan actividades para lograrlo.

Para lograr que todos participen en este calendario de valores y para que lo sientan real y cercano, es bueno hacer que cada uno de nuestros hijos propongan actividades, de acuerdo a su edad, para llevar a la vida cotidiana estos valores.

Es bueno que estas actividades las pongamos visibles y fáciles de ubicar para que nuestros hijos no las olviden durante los días. Podemos usar dibujos, canciones, actividades didácticas o láminas para que nuestros pequeños lo tengan presente.

Y QUINTO. Revisa cada semana cómo se va llevando este plan familiar.

Para que un plan se lleve a cabo es necesario que sea revisado. Y para eso podemos hacer una junta semanal con todos los miembros de la familia para ver cómo vamos en el cumplimento de los propósitos de este año y como hemos llevado a la práctica el valor del mes.

Ambas actividades son muy formativas y se complementan muy bien para educar a nuestros hijos en valores y fomentar la responsabilidad que tan necesaria es en estos días.

La junta puede ser durante la cena o antes de ella para que sea un momento significativo y que todos estén presentes y dispuestos a participar.

La idea es que este año tengamos un poco más de orden y que nuestra familia esté bien educada en valores ya que la sociedad cada día más nos invita a dejarlos de lado y hacer lo que nuestros instintos nos piden, sin importar si esto nos hace mal o si dañamos a los demás.

 


Te puede interesar: Para no ser choferes de nuestros hijos

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.