Para no ser choferes de nuestros hijos

Silvia del Valle escribe estrategias muy sencillas, que les pueden ayudar a nuestros hijos y a nosotros nos evitarán muchos dolores de cabeza.


Hijos


Conforme los hijos crecen, las actividades se multiplican, ya que cada uno va teniendo su propia agenda y se vuelve muy difícil acomodar las cosas para no pasar el día en el tráfico.

Esto lo podríamos prevenir si desde pequeños les enseñamos a organizarse, desde arreglar sus cosas, hasta arreglar su tiempo, para tratar de empatarlo con el de la familia.

Al principio tendremos que ayudarles para que aprendan, pero poco a poco, ellos lo irán haciendo de manera natural, por eso aquí te dejo mis 5 Tips para educar a nuestros hijos para que sean ordenados y se puedan organizar.

Primero. Que se acostumbren a mantener sus cosas en orden.

Es muy importante que les creemos el hábito del orden y que se les llegue a hacer virtud, esto quiere decir, que se acostumbren a vivir ordenadamente y que cada cosa tenga un lugar y que este todo en ese lugar.

Al principio cuesta trabajo pero poco a poco será lo más natural y lo harán solos.

Les podemos ayudar con eso del orden, si les ponemos códigos de color, es decir, les asignamos un color a cada hijo y les compramos cajas de ese color para que sepan donde guardar sus juguetes; o les compramos sus cosas de ese color para que puedan ver cuando algo está fuera de su lugar.

Estas son algunas estrategias muy sencillas, que les pueden ayudar a nuestros hijos y a nosotros nos evitarán muchos dolores de cabeza.

Cuando son más grandes nuestros hijos, es necesario que ellos tomen la iniciativa en cuanto al orden, pero una vez que lo establezcan, es necesario que lo mantengan y que sean constantes.

Segundo. Que aprendan a dar prioridades.

Desde pequeños los podemos enseñar a que hay cosas más importantes que otras. Esto lo logramos dándoles una pequeña explicación de por qué estamos haciéndolas, así aprenderán que lo que es más importante se hace primero y al final lo que se puede hacer.

También es bueno darles un orden de actividades para que aprendan a seguir llevar a acabo actividades secuencias y así, después ellos puedan darle el orden adecuado a sus actividades.

En este punto podemos explicarles lo que es una prioridad con bote y canicas de diferentes tamaños. Para que quepan todas en el bote, primero hay que poner las más grandes, que son como las actividades más importantes y después las que son mas pequeñas, hasta lograr acomodar las que caben en los huecos. Estas representan las actividades menos importantes y las más pequeñas son las actividades que van surgiendo a lo largo del día pero que podemos hacer o no, solo si el tiempo nos lo permite.

Tercero. Que nos comuniquen sus actividades con anticipación.

Mientras son pequeños, las actividades las vamos agendando y acomodando nosotros, pero conforme van creciendo, cuando entran a la escuela, o a algunas actividades extraescolares, es necesario que ellos mismos se vayan haciendo responsables de cumplir con esas actividades.

Cuando crecen, deben hacerse responsables de acomodar en la agenda sus propias actividades, dando las prioridades adecuadas y entonces decidir si las llevan a cabo o no.

Al principio debemos estar detrás de ellos para ayudarles y orientarlos, pero poco a poco debemos irlos soltando para que se hagan responsables.

Cuarto. Que estén pendientes de las actividades familiares.

Es importante que las actividades familiares las conozcamos todos los miembros de la familia, por lo que es bueno tener un calendario grande y bien entendible para que no nos perdamos y dejemos de hacer lo que es verdaderamente importante.

Al principio podemos hacerlo a base de dibujos para que hasta los más pequeños lo puedan comprender.

Además podemos tener una agenda familiar con las actividades bien ubicadas y después pedirles a nuestros hijos que anoten en ella sus actividades, con tinta del color que les asignamos.

Esto nos ayuda a nosotros a darnos cuenta de que actividades hay que asistir y también nos ayuda a ubicarles a ellos en cuanto a las actividades que se empalman con algo familiar.

Se trata de agrupar actividades para que hagamos rondas para optimizar el tiempo y realizar, con menor esfuerzo.

Quinto. Que sepan que la familia es primero.

En este sentido, les debe quedar muy claro que las actividades familiares son más importantes y por lo mismo, deben tener prioridad sobre cualquier otra actividad.

Si logramos agrupar las actividades de cada uno de los miembros de la familia para que las podamos realizar más rápido, entonces evitaremos que se nos vaya la vida en el tráfico y les ayudaremos a realizar más en menos tiempo.

 

Te puede interesar: Llegó el frío; cuidemos a nuestros hijos 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

redaccion@yoinfluyo.com

 

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.