Enseñemos a nuestros hijos a ser serviciales

Si nuestros hijos ven que nosotros ayudamos y servicios con gusto y alegría, ellos lo harán también así.


Servir


En la actualidad ya no está de moda hacer las cosas sólo por servir, la sociedad ha impuesto que todo tiene un precio.

Pero es importante darnos cuenta de que también es necesario enseñar a nuestros hijos a servir sin esperar nada a cambio.

El servicio debe ir de la mano de la caridad.

Esta es una labor que se debe realizar poco a poco, en la vida cotidiana, por eso aquí te dejo 5 Tips para educar a nuestros hijos para que sean serviciales.

Primero. Que aprendan a pedir las cosas por favor y a dar las gracias.

Sólo quien sabe agradecer tiene el valor de prestar un servicio porque valora lo que esté implica.

Quien ayuda, deja un poco de sí mismo para ir por el beneficio del otro.

Así que nuestros hijos deben estar dispuestos a dar algo de su para los demás y sobre todo a agradecer lo que los demás les dan. Se trata de sensibilizarlos para que estén muy atentos.

Segundo. Que estén atentos a las necesidades de la familia.

Si pueden notar las necesidades que como familia se van teniendo, conforme a su edad y madurez, irán proponiendo soluciones.

Cuando alguno de nuestros hijos proponga algo, es bueno analizar en el momento la opción para que vea que lo que él opina es importante, y si es buena la propuesta, es necesario implementarla lo antes posible.

Será nuestro hijo quien se encargue de dirigir y realizar el servicio. Y nosotros estaremos siempre atentos y detrás de ellos para darles nuestro apoyo y respaldo.

Tercero. Que tengan iniciativa para hacer cosas.

Es muy necesario que no les demos todo ya hecho, pues matamos su creatividad.

Por el contrario, debemos fomentar que sean ellos los que propongan soluciones.

Siempre con nuestro respaldo y aplicando el sano juicio para que todo vaya conforme a lo que es real y posible.

Cuarto. Que tengan una responsabilidad en las labores de la casa.

Que nuestros hijos sientan que colaboran con la familia es vital.

Y debemos explicarles que si ellos no realizan esa labor nadie la va a hacer, de tal forma que su colaboración es indispensable para el buen funcionamiento de la familia.

Si así lo ven, comprenden que el servicio que se presta, ayuda al bienestar de las personas que reciben el servicio y así lo realizarán con gusto y sin pereza.

Quinto. Que vean que nosotros estamos siempre dispuestos a servir y ayudar a los demás.

El ejemplo es indispensable ya que nuestros hijos aprenden todo el tiempo.

Si ven que nosotros ayudamos y servimos con gusto y alegría, ellos lo harán también así.

Nuestros hijos necesitan ejemplos y modelos a seguir y es una bendición que podamos ser nosotros, sus papás; pues así los estamos educando integralmente y de forma coherente.

 

Te puede interesar: Aprender a escuchar y acoger lo que se dice 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.