El derecho a la vida en la ONU

Craft tendrá que ejercer un liderazgo sumamente controvertido pues el mismo concepto de defensa de la vida tiene interpretaciones contradictorias.


 Craft


El 16 de agosto, en la página electrónica C-Fam, Susana Yoshihara escribió un artículo a propósito del mosaico de temas que la ONU contempla respecto a la vida. Asuntos a los que Kelly Knight Craft, reciente embajadora de Estados Unidos, afrontará desde la política exterior a favor de la vida del Presidente de los Estados Unidos.

Desgraciadamente, algunos aspectos de la moral universal se han politizado, basta con que un partido los defienda para que los otros los desconozcan, y éste a su vez enarbolará otro y lo hará suyo con exclusividad. Esto provoca deterioro en la sociedad porque defienden un aspecto del bien y atacan rabiosamente otro aspecto simplemente porque es la bandera distinta a la mía.

El problema de fondo consiste en que la sociedad contemporánea ha perdido la noción de jerarquía, por eso la vida civil cada vez es más horizontal, y lo que debía ser soporte sin discusión, como son todos los principios que conforman la moral, ahora resultan un asunto sometido a debate. Los principios sufren las variadas opiniones que debilitan la claridad para ver la verdad y alimentan las sombras del relativismo.

En definitiva, los principios son para todos, quien los desoye cae en las contradicciones y propicia acciones desastrosas. La política está en el nivel de la acción social con miras al beneficio de cada ciudadano. A partir de los principios, la política tiene un enorme campo de acción pues ha de considerar las múltiples variables y cómo las organizará, así como los recursos humanos y materiales con los que cuenta. Las soluciones pueden ser más o menos adecuadas dependiendo del conocimiento del entorno y del afán de servir a todos sin caer en clientelismos.

Pero volvamos a Estados Unidos y a la evidente postura del actual gobierno en defensa de la vida. Desde la campaña para elegir al presidente quedó clara su posición, misma que también ha continuado durante el tiempo del ejercicio del mandato. Hacia dentro del país una de las metas sufrió serios forcejeos, finalmente la semana pasada se puso punto final al apoyo económico del gobierno a Planned Parenthood.

En la política externa una respuesta es el nombramiento de Kelly Knight Craft en la ONU, para elaborar la agenda pro vida. Precisamente ahora que el Comité de Derechos Humanos de la ONU incluye dentro del derecho a la vida el derecho al aborto. Tendrá que rechazar esa interpretación maquillada por la expresión de salud sexual y reproductiva dentro del marco del “espacio humanitario”.

Aquí queda claro que el relativismo está profundamente integrado en los temas más importantes del futuro de la humanidad. El niño por nacer y las personas más vulnerables están no sólo desprotegidas sino descartadas, cuidarlas es demasiado complejo y costoso, en vez de hacer el esfuerzo se opta por eliminarlos. Los argumentos dejan de ser humanitarios para sustituirlos por los economicistas.

Craft tendrá que ejercer un liderazgo sumamente controvertido pues el mismo concepto de defensa de la vida tiene interpretaciones contradictorias, defendidas por grupos combativos y apoyados por sectores poderosos que han confundido las mentes.

Otras contradicciones son evidentes: el seno materno es uno de los sitios más peligrosos para la subsistencia de los bebés; la familia en muchísimas ocasiones es el sitio donde se cometen tremendas violaciones. Todos estos actos reprobables producen zozobra e intranquilidad que afectan las relaciones humanas. Con un malestar interior así es difícil estar en paz y mucho menos difundir la paz, porque no se da lo que no se tiene.

Una coyuntura que Craft puede aprovechar está en que en el próximo año se hará el Examen Periódico Universal de los Estados Unidos, en el Consejo de Derechos Humanos. Si se prepara bien, dará la oportunidad de plantear la defensa de los principios legales internacionales y de la soberanía de esa nación. Hecho en el cual se pueden apoyar otros países.

Craft al asumir este cargo manifestó su deseos de ayudar a la niñez. Tiene la posibilidad de reorientar a UNICEF, diseñada para apoyar a ese sector que es la esperanza de la subsistencia de la especie humana. Sin embargo, también este departamento está contaminado y postula innumerables sofismas.

De ella se espera una diplomacia que establezca vínculos con todas aquellas naciones que clara y llanamente defienden la vida. Con estas alianzas no se encontrará sola y podrá fortalecerse y fortalecer a esos aliados.

La tarea es ardua, pero no imposible.

La tarea no es popular, pero abre las puertas al buen juicio.

 

Te puede interesar: Taller de laboratorios de humanización 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.