México encadenado a un mito

Ningún pueblo y ninguna región se han desarrollado nunca en forma independiente, la historia del mundo es una historia de invasiones y conquistas.



Cuando hablamos de mitos viene a nuestra mente pensar en tiempos pasados, donde por falta de conocimientos muchos hombres se dejaban llevar por esas leyendas, creencias o mitos que constituían un marco de referencia y muchas veces de límites para el desarrollo de los pueblos, y no pocas veces para el uso del poder; sin embargo, el peso del mito por increíble que parezca sigue teniendo una vigencia y una fuerza muy poderosa en esta época de la ciencia y de la tecnología, donde pese al escepticismo por ejemplo religioso, por otro lado aceptamos una gran cantidad de mitos que nos siguen encadenando.

Casi todos los pueblos y naciones remontan sus orígenes a algún mito o algún hecho histórico al que también se le agregan en ocasiones leyendas para engrandecerlo aún más, y en general están construidos de tal manera que sirven para glorificar al pueblo y colocarlo desde esa perspectiva como una nación elegida para realizar grandes cosas, pero nosotros somos, no sé si la única excepción a esa regla, y nos recreamos en focalizar nuestra atención en el concepto de que fuimos conquistados y sometidos, y de ahí proviene el origen del México actual, y bajo ese mito hemos sido educados, hemos crecido, y aún hoy los seguimos alimentando desde la misma presidencia y en los sistemas educativos.

Cambiar, corregir, o más aún terminar con ese mito es una tarea titánica, de las más difíciles de lograr, sin embargo, creo que en el caso de México es fundamental para tener una mentalidad triunfadora y no indiferente o derrotista, para llegar a tener logros como los de otros países, empezando por nuestros vecinos del norte, que con unas raíces mucho menos civilizadas que las nuestras han tenido logros muy superiores.

El mito que debemos combatir es que México fue conquistado por los españoles, comandados por un hombre terrible llamado Hernán Cortés, por el simple hecho de que es un concepto históricamente falso, por la sencilla razón de que México no existía a la llegada de los españoles, existía una región que conocemos como Mesoamérica, constituida por diferentes pueblos, o podríamos decir naciones, no solamente no unidas, sino muchas de ellas enemigas entre sí, dominadas en gran número por el poderoso imperio Azteca, es por eso que los aztecas eran temidos y odiados por casi todos los pueblos de la región, y otros que fueron grandes en otras épocas como los mayas ya estaban en plena decadencia, con sus grandes ciudades abandonadas y muchas de ellas perdidas en la selva. Y lo que no existe no puede ser conquistado por nadie, y por si fuera poco estrictamente hablando, en ese preciso momento la misma España apenas se iba a consolidar como nación.

Cortés, que no era ningún iletrado, pues había estudiado en Salamanca, resultó ser un gran estratega, contó con la ayuda de Marina, después conocida como la Malinche, e injustamente tratada también por la historia, porque no traicionó a nadie, pues ella no era azteca. Cortés comprendió que sería imposible con sus 400 hombres, 15 caballos y 7 cañones muy difíciles de transportar enfrentar al imperio más poderoso de Mesoamérica si no hacía alianza con los enemigos de Moctezuma y su imperio.

El tema como concepto de la conquista es sumamente interesante porque es el encuentro de dos culturas y dos mundos muy diferentes, pero no es ninguna excepción, ningún pueblo, ninguna región se ha desarrollado nunca en forma independiente, la historia del mundo es una historia de invasiones y conquistas, y del resultado de ellas es que nacen o se van consolidando todas las culturas de la historia y de las naciones que tenemos hoy en día, y en todas, en absolutamente todas ha habido siempre la crueldad natural de la guerra, pero una vez pasada, los pueblos progresistas no se dedican a estar recordando quiénes los invadieron en el pasado, sino a trabajar para en base a ese pasado tener un gran futuro, pero en México nos han recalcado un odio hacia nuestro origen sobre un concepto que nunca existió. Porque México no fue conquistado, fueron conquistados los Aztecas por Cortés con una pequeña minoría de españoles y por un gran ejército de indígenas aliados que vieron en esta guerra su oportunidad de liberación de aquel gran Imperio de luces y sombras llamado Imperio Azteca, por eso es que muchos de los historiadores modernos dicen que la llamada conquista la hicieron los indígenas y la Independencia la hicieron los españoles, pero esa ya es otra historia.

Es tiempo de tener como paradigma del inicio de nuestra patria el difícil, pero inevitable encuentro de dos mundos como la fusión de las dos culturas más importantes de su tiempo, recordando que la mayoría de los mexicanos hablamos la lengua de los españoles, tenemos también apellidos llegados de la península, una gran parte de nuestra cultura y la religión con la que nos independizamos nos la trajeron los misioneros, hombres muy destacados en su tiempo, nuestras plazas y ciudades están llenas de Iglesias y construcciones de arquitectura de inspiración peninsular con el toque artístico de muchos artesanos indígenas, ni que decir de la comida que mezcló lo mejor de dos mundos.

Si en verdad queremos recomponer esta situación debemos empezar por estar orgulloso de nuestro origen que se compone de esos dos mundos, con sus virtudes y defectos, pero que nos heredaron un gran potencial que hemos venido dilapidando por estar sumidos en un mito de lo más negativo que es ese de que fuimos conquistados, cuando en realidad al terminar la conquista y durante el virreinato fue cuando en verdad se fue forjando y consolidando lo que ahora conocemos como México.

 

Te puede interesar: El cambio por el cambio sin un rumbo claro no es la solución

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.