Imprimir esta página

Entre la vida y la muerte

La mayoría de los mexicanos estamos a favor de la vida y en contra del aborto, por lo que resulta incongruente que algunos legisladores presenten iniciativas a favor de la muerte como prioritarias al iniciar la legislatura.


 aborto y dia de muertos


El día de muertos en México es una tradición que incluye y trasciende perspectivas religiosas, y que demuestra la importancia que le damos a la trascendencia de las personas en nuestra cultura. Este fin de semana los mexicanos recordamos, oramos y celebramos a los difuntos con ríos de gente visitando a los seres queridos en el panteón, abarrotando templos, preparando y visitando innumerables altares de muertos, ya sea en las casas o en lugares públicos que se convierten en lugares de encuentro y celebración de la vida.

La interacción entre la vida y la muerte tiene raíces culturales prehispánicas, el mestizaje cultural que se dio hace casi quinientos años con el encuentro cristiano dio continuidad a la celebración de la trascendencia humana; que se manifiesta en diversas creaciones artísticas, desde la literatura, la música, la danza, la arquitectura y el cine.

Parte de esta cultura ahora se ha globalizado con las recientes películas del agente 007 y Coco, en esta última película se muestra el carácter festivo de la celebración.

El mes de octubre representó por un lado una celebración gozosa de cientos de miles de mexicanos manifestándose a favor de la vida en más de 130 ciudades del país, con marchas, oraciones, festivales y otras actividades. Por otro lado, también en ese mes, 4 iniciativas legislativas que promueven y legalizan la muerte de niños en el seno materno fueron presentadas en la Cámara de Diputados y en el Senado de la república, y dos más en congresos locales.

La legalización del aborto no fue un tema de campaña, y las manifestaciones multitudinarias en todo el país, hacen evidente que es un asunto en el que la mayoría de los mexicanos estamos a favor de la vida y en contra del aborto, por lo que resulta incongruente que algunos legisladores presenten estas iniciativas a favor de la muerte como prioritarias al iniciar la legislatura, cuando existen muchos temas prioritarios como la pobreza, la corrupción, la violencia y la impunidad que no se atienden.

Hace poco más de una década nuestro país vive una tragedia de violencia, muerte e injusticia en casi todo el territorio por las desapariciones, los asesinatos y los abortos que afectan nuestra cosmovisión y convivencia, propagando una cultura de muerte contraria a nuestra idiosincrasia de amor y respeto por la vida.

No se puede construir la paz fomentando la muerte. Por el contrario, la celebración y protección de la vida desde el vientre representa la afirmación más clara de nuestro deseo de vivir y respetar la vida de los más vulnerables, los niños, las mujeres y todas las víctimas de los diferentes tipos de violencia.

Pareciera que tanta muerte en las calles del país provoca insensibilidad y pérdida del respeto por la vida; que las imágenes de sangre y violencia obnubilan el pensamiento y la voluntad de los políticos, de tal manera que son incapaces de buscar caminos de vida y de paz y optan por iniciativas de violencia y muerte, a otros quizá los ciega su ideología.

La principal razón por la que el presidente López Obrador y la mayoría de los legisladores de su alianza fueron electos fue el hartazgo de la ciudadanía por la indolencia y alejamiento de los políticos de los problemas y necesidades de la comunidad. Los legisladores que ahora están presentando propuestas a favor de la cultura de la muerte, están haciendo lo mismo que sus repudiados antecesores al negarse a escuchar la voz de los miles de mexicanos que nos manifestamos a favor de la paz y la vida por todo México.

Es necesario que se detenga la violencia y la muerte que domina el país, y para ello necesitamos reconstruir la paz y la vida, los legisladores y demás autoridades deben trabajar para construir y no para destruir, entre la vida y la muerte debemos optar siempre por el camino de la vida, por ello es necesario que desde diversos grupos e individualmente hagamos saber a los legisladores nuestra postura, para que la mayoría que si escucha a sus representados derroten a las iniciativas de muerte.

Te puede interesar: Tu tiempo o nuestro tiempo 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com