Un lujo: la privacidad

Con el celular en teoría sentimos cercanía con los que están lejos.


Candados a la intimidad


Llamó mi atención un artículo que hablaba de cómo hemos ido perdiendo nuestra privacidad, hasta convertirse en un lujo del que carecemos cada día más.

Está comprobado que muchas personas duermen con su celular y antes de dar los buenos días, ya lo consultaron. Según la revista Time, el 89% de la gente revisa sus celulares en la primera hora después de levantarse. Y durante el día, pasamos en promedio, cinco horas diarias usando el teléfono.

Con el celular en teoría sentimos cercanía con los que están lejos. Dedicamos mucho tiempo a documentar lo que estamos haciendo para enviárselo a nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo. Con una diferencia de minutos todos ellos se enteran de lo que estamos haciendo o viviendo, no solo de palabra, sino con fotos y videos.

Hemos ido soltando nuestra privacidad y permitiendo que un ejército de desconocidos se entere de nuestra vida diaria. Todos los días en las redes sociales entregamos lo que somos. Y ¿sabes una cosa? Esta información vivirá por siempre.

En internet resulta mucho más sencillo hacer que algo sea público y mucho más difícil que continúe siendo privado. ¿Has tratado de borrar algo en internet? Es casi imposible.

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook afirma: las personas se sienten cada vez más cómodas no sólo compartiendo información y aficiones a través de la red, ¿hemos perdido la costumbre de cuidar nuestra intimidad?

Tristemente podemos observar cómo la gente asume y acepta que la privacidad es ya algo secundario, se ha conseguido que la sociedad piense de una forma pragmática, donde la funcionalidad vale el 90%, y el resto corresponde a la privacidad, la moralidad, el respeto, entre otros.

Si tienes duda, compruébalo tú mismo. Métete a internet, busca tu nombre y el de tu familia, y no tardarás mucho en encontrar en donde vives, quienes son tus amigos, tu trabajo, gustos, intereses y por supuesto, en qué te gusta gastar tu dinero.

La privacidad es algo importantísimo para cada uno de nosotros. Tenemos que defender nuestra intimidad y no dejar que todo mundo esté enterado de nuestra vida.

Comparto contigo diez mandamientos creados por el conductor y escritor Jorge Ramos para lograr la privacidad digital:

–No escribas lo que no quieres que se sepa.
–No hagas nada confidencial frente a un celular o una computadora.
–No fotografíes lo que quieras mantener oculto.
–Trata tu correo electrónico como si fuera público.
–No uses contraseñas con tu nombre o fecha de nacimiento.
–No compres sino quieres recibir publicidad.
–No opines sino estás seguro.
–No textees si es un secreto.
–No llames si no quieres que lo graben.
–Recuerda: todo se sabe, nada se borra.

Piensa muy bien, qué tanto cuidas tu privacidad. Las redes sociales nos han conectado con el mundo entero, pero nunca nos dimos cuenta lo difícil que es desconectarse de ellas.

 

Te puede interesar: Relaciones desechables

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.