Tu actitud ante el COVID-19

 Para evitar las preocupaciones hay que sustituir estos pensamientos por ocupaciones o ideas constructivas y positivas: no te preocupes…mejor ocúpate.


Medicina anticovid


De un día para otro nuestra vida cambió, se detuvo; un virus contagioso que parecía lejano y que surgió en China se fue acercando hasta llegar a nuestro país, a nuestra casa.

Ahora más que nunca estamos atentos a nuestra salud: dolor de cabeza, de garganta, fiebre…entre otros síntomas. Pero te has preguntado ¿cuál está siendo tu actitud ante la pandemia mundial que estamos viviendo?

Quejarnos porque hay que quedarse en casa, preocuparnos por recibir menos dinero, tener miedo ante la incertidumbre, estar atentas haber cuál es la última mala noticia…

Una actitud adecuada y sana puede ser la medicina natural más poderosa a nuestro alcance. La medicina ha comprobado que los sentimientos positivos tienen un poder curativo incuestionable en un paciente enfermo.

Sé que no es fácil en estos momentos, porque el miedo y la incertidumbre se apoderan de nosotras. Te invito a frenar estos pensamientos negativos y tratar de detener las preocupaciones que nos acechan.

Para evitar las preocupaciones hay que sustituir estos pensamientos por ocupaciones o ideas constructivas y positivas: no te preocupes… mejor ocúpate.

Ordena tu casa, escucha música, lee buenos libros, convive con tus seres queridos, adelanta trabajo, aprende cosas nuevas; muévete y has ejercicio, aprovecha la tecnología para estar comunicado con los demás.

No se trata de negar una realidad, sino de afrontarla positivamente. Cada uno de nosotros tenemos la obligación de poner nuestro granito de arena para que todos salgamos adelante unidos.

Piensa que esto es algo pasajero, y que un día va a terminar, nos dejará muchas tristezas, pero también grandes enseñanzas. De algo estate segura: “Esto también pasará”.

Y recuerda, ¡la actitud se contagia!

Si en tu familia dominan los pensamientos negativos, todos se sentirán mal, habrá malos tratos e incluso violencia. En cambio, si tu actitud es positiva, el ambiente será mejor, la convivencia más armónica y habrá menos enfermos.

“¡El secreto está en tu actitud!”


Te puede interesar: Los niños y el aburrimiento

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.