Papás “millennials”

Una relación familiar estrecha también es más eficaz a la hora de proteger a los niños con problemas como la depresión, el suicidio, la actividad sexual precoz o el uso de drogas.


Millenials


La generación de los millennials representa casi 35% de la población mexicana. Cuando escuchamos este término, pensamos de inmediato en jóvenes inmersos en la tecnología, redes sociales e internet.

Pero el tiempo pasa y, aunque muchos de esta generación siguen siendo muy jóvenes, los hay que están siendo papás y viviendo una nueva etapa de su vida.

¿Cómo están viviendo la paternidad estos millennials?

En las últimas 2 décadas se ha duplicado la cantidad de papás que se quedan en el hogar; los papás millennials están más involucrados con el cuidado de sus hijos en comparación a cualquier otra generación anterior.

De acuerdo con google, 7 de cada 10 padres millennials acuden a la web para buscar información sobre la crianza de los hijos e incluso ven tutoriales de videos sobre como instalar los juguetes de sus hijos.

De acuerdo con Parents and Parenting, 53% de los papás millennials buscan un trabajo menos estresante y el 48% podría tomar un recorte salarial para conseguir un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida, lo cual indica un gran cambio en la mentalidad de los padres.

Ayudan en las labores de la casa y buscan pasar tiempo de calidad con la familia después del trabajo. Para ellos, ser un padre dedicado es una insignia de honor, un símbolo de estatus.

Le dan más valor al entretenimiento y el disfrute con sus familias en comparación con las generaciones de padres mayores, y sus hábitos de gasto refuerzan esto.

Los millennials suelen postergar la paternidad hasta después de haber estudiado, viajado y tener trabajo, por lo que cuando se transforman en padres quieren estar más presentes en la vida de sus hijos de lo que estuvieron sus progenitores. Es por eso que tanto la paternidad como las tareas de la casa se distribuyen más igualitariamente, pues quieren ser papás perfectos (más del 80% aproximadamente) y pasar más tiempo con sus hijos y atender sus necesidades como lo haría tradicionalmente una madre, construyendo una relación más emocional y cercana.”

Estos papás como todo millennial tienen ciertas características comunes con el resto de su generación. Ellos tienen una fuerte consciencia ecológica, pues entienden que el mundo se encuentra en riesgo debido a la contaminación y a la carencia de recursos energéticos.

Además, desarrollan más aceptación en cuanto a la diversidad cultural, étnica, etcétera. Buscan espacios creativos y divertidos, valoran el sentido del humor comprendiendo que representa una forma de caminar por los márgenes de lo permitido.

Si para la generación X las normas eran para romperse, para los millennials las normas son para mejorarse. Los millennials buscan estructuración, valoran que haya normas y pautas pero ellos quieren participar en su mejora y adecuación.

Estos papás jóvenes también pueden dedicar buena parte de sus vidas a estudiar, hacer cursos, maestrías, diplomados. No acaban de prepararse y siempre están abiertos a continuar sus carreras. Pero eso no los detiene en su rol paterno.

Hoy en día, los hombres millennials parecen estar más interesados en la licencia de paternidad y en situaciones familiares en las que son partícipes de manera equitativa en la crianza de sus hijos.

A medida que más millennials entran en la fuerza laboral y adquieren roles de liderazgo, se pueden ver más casos de empresas que ofrecen vacaciones pagadas ante la presencia de un bebé, cuyos padres aprovechan para ayudar a cuidarlo.

Según un estudio presentado por Crowtap, en la próxima década se espera que 80% de los millennials se conviertan en papás, con algunas de las siguientes características:

1) El 70% tiene más opciones sobre cómo vivir la vida y tiene una mayor tendencia a creer que las mujeres cuentan con las mismas oportunidades que ellos.

2) Buscan mayor información sobre lo que van a comprar a diferencia de la generación de sus padres y abuelos.

3) Son mucho más conscientes del entorno social y les gusta relacionarse con marcas que realicen donaciones a buenas causas.

4) Normalmente tienen más dispositivos que las mamás pero no exponen tanto en redes sociales su vida paternal.

Estas son excelentes noticias, ya que sin importar cuál es la generación, cuando se habla de papás, su rol es extremadamente importante en la vida de sus hijos.

Si hay más conexión de los niños con sus padres, crece la probabilidad de que él o ella confíe en los otros y disfrute de relaciones estables con sus pares y con los adultos que no pertenecen a su hogar.

Una relación familiar estrecha también es más eficaz a la hora de proteger a los niños con problemas como la depresión, el suicidio, la actividad sexual precoz o el uso de drogas.

 

Te puede interesar: Bueno o malo, el estrés 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.