El club de los búfalos mojados

La semana pasada se difundió una fotografía de una reunión que sostuvieron los dirigentes del PAN, PRI y PRD con los que uno supone son representantes del empresariado, la plutocracia o algo por el estilo.



Se ha criticado mucho de la oposición partidista su falta de talento, de creatividad, de ideas; de ser una oposición meramente reactiva que se mueve en el marco retórico que establece López Obrador. Todo eso es cierto, pero no es lo único. La falta de personalidad de sus liderazgos, la ausencia de carisma van de la mano con la falta de arrojo y definición.

Una muestra de todo lo anterior es la fotografía que difundieron la semana pasada de una reunión que sostuvieron los dirigentes del PAN, PRI y PRD con los que uno supone son representantes del empresariado, la plutocracia o algo por el estilo: el señor Claudio X. González y el aspirante a candidato presidencial y exlíder de Coparmex, Gustavo de Hoyos. La foto es básicamente ridícula por lo que significa esa imagen: en pleno siglo 21 un grupo de hombres se reúne a discutir el futuro del país y a tomar decisiones varoniles y valientes para darle rumbo a la política y a la vida de millones de incautos e ignorantes pusilánimes que no pueden hacer nada si no es con las directrices de ese grupo de connotados y valerosos ciudadanos. Es claro que las mujeres no les importan porque no hay ninguna. Es una especie de club de los búfalos mojados, esa agrupación de la caricatura de “Los Picapiedra” en la que los hombres se juntaban a jugar boliche y platicar entre ellos. Así están ¿Y dónde se reunieron? En el PRI. Todo mal.

Resulta sorprendente que el PAN soltara de esa manera el liderazgo de la alianza opositora. Parece que el PRI es el partido que decide, el relevante, a pesar de que perdió casi todo en las elecciones y que fue colgarse del PAN lo que lo salvó. Los priistas están de plácemes, traen su momento de partido clave mientras los panistas les ruegan que no los abandonen y el PRD… ¿qué es el PRD?

Así que la foto de esa reunión nada más sirvió para darle la razón a López Obrador de que Claudio X. está atrás o adentro de la alianza opositora, lo cual no tienen nada de malo, pero él suele esconderse y los partidos públicamente se muestran mustios respecto de la participación de ese individuo. Incluso últimamente aparecen desplegados de Va por México que no son firmados por nadie. El asunto es que la falta de definiciones de los partidos ante sus propios militantes desdibuja también la definición de la alianza. Seguir viendo a los directivos panistas reunirse con el señor Moreira, que públicamente ya manifestó su inclinación por el presidente y sus postulados, no debe ser muy motivante para sus simpatizantes.

Es particularmente llamativo que no invitaran a mujeres, pues la verdad es que son ellas las que están dando los debates y los embates en la vida política y no ninguno de los que estaba en la foto de la ignominia. Para que la fotografía fuera llamativa para los ciudadanos hubieran tenido que quitar a los de la mesa –un buen porcentaje de ellos unos verdaderos inútiles– y que nada más estuvieran mujeres. Ellas son las líderes de esa alianza, los personajes relevantes de sus partidos. Si en la foto hubieran sido Xóchitl Gálvez, Kenia López, Claudia Ruiz Massieu, Lilly Téllez y las diputadas que ustedes gusten, hasta el gobierno se hubiera preocupado. Pero que un grupo de perdedores profesionales se junte en el PRI no es noticia.

Por eso, mientras los búfalos mojados se sigan reuniendo a jugar boliche, no va a pasar nada. Por eso, mejor seguir a las mujeres, son las que están haciendo la política interesante.

 

Te puede interesar: Provocación

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.