Ejercer la medicina sin título es delito

Las reclamaciones de los médicos mexicanos tienen fundamentación legal, ellos sí tienen títulos y cédulas profesionales.



Para ejercer una profesión en México, es preciso tener un título profesional acreditado y la respectiva cédula profesional. La actividad profesional en nuestro país está regulada por la Constitución federal y por leyes expedidas por los Estados. Las regulaciones estatales son muy semejantes y en todas se regula que no se puede ejercer una profesión, ni siquiera ofrecerla, sin tener un título válido conforme a las leyes. Este es el caso precisamente del ejercicio de la profesión médica en México.

Las distintas leyes de la materia en las entidades federativas son muy precisas respecto a los requisitos para ejercer, en casos como la medicina, y señalan las sanciones correspondientes a los infractores, las cuales son multas y de prisión. Sí, los infractores que ejercen sin título deben ser juzgados y enviados a la cárcel, según las leyes penales estatales.

Este es el caso de los médicos cubanos que han llegado a México a ejercer la medicina profesional. Legalmente, están impedidos, en tanto no cumplan los requisitos de las leyes, para como extranjeros, poder homologar sus estudios y títulos con los mexicanos. No hay ninguna evidencia de que alguno de esos médicos que llegaron en 2020 o los que están llegando en este 2022, tenga derecho a ejercer la profesión médica,

En los contratos firmados entre el gobierno de la Ciudad de México y el Ministerio de Salud cubano, se convenía que los médicos podrían ejercer la medicina, pero ese clausulado contractual no podía, ni puede, pasar por encima de las leyes de las profesiones. Tampoco pueden los recién llegados y los que aún están por llegar, ejercer la medicina profesional. Al hacerlo, se hacen acreedores a las sanciones de ley. Deberán pagar multas y ser sometidos a procesos penales, no importando lo que pueda alegar el presidente de la República o algún otro funcionario del gobierno federal.

Las leyes sobre profesiones son explícitas también respecto al ejercicio de especiales profesionales, como son las médicas, que se deben acreditar en sus estudios en instituciones de educación reconocidas en el país, y tener su respectivo título como especialistas. Es muy importante, y fácil de reconocer, que en el ejercicio de la medicina estos requisitos son más que justificables y que se deben respetar textualmente conforme a las leyes de la materia. La salud de los habitantes de nuestro país debe estar en manos de profesionistas calificados conforme a las leyes. Y sí, al presidente podemos decirle que “la ley es la ley”.

Las reclamaciones de los médicos mexicanos tienen fundamentación legal, ellos sí tienen títulos y cédulas profesionales. Sus quejas de ser ignorados por el gobierno para otorgarles plazas en las instituciones nacionales o estatales de Salud son más que justificadas, para contratar a extranjeros (que tienen forzosamente que acreditarse como médicos profesionales en México) venidos de Cuba o del país que sea, para ejercer la profesión médica y sus especialidades.

El gobierno federal o los locales ni siquiera están contratando médicos como individuos, lo que hicieron es firmar contratos con el gobierno cubano, y es éste quien contrata a sus ciudadanos para que vengan a México a trabajar como médicos generales y especialistas, sin cumplir con los requisitos de nuestras legislaciones. De nuevo: la ley es la ley.


Te puede interesar: Los padres buenos y los malos en su día

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.