Rescatando al caballero

El hombre ya no sabe si es malo por naturaleza o por construcción social, por cultura o por incultura, por impulso o por inercia.



A través de planes de estudio, leyes y medios de comunicación se ha tratado de eliminar la llamada masculinidad tóxica. Y aunque es mucho lo que el hombre ha cambiado en estas últimas décadas, las relaciones “dañinas” siguen vigentes. ¿A qué se debe esto?

 

Te puede interesar: Pro mujer

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.