Persistencia

En la vida y en la empresa, la persistencia se puede estructuralmente incentivar adoptando una cultura de ejecución sistemática que se resuma en la frase: mientras haga sentido, aquí insistimos con realismo disciplinado.


Empresa compromiso


Pocas cosas descafeínan tanto la era de la inmediatez como la cualidad del ser humano para persistir en el propósito.

En un mundo que ha diseñado todo para la máxima disponibilidad posible, en las latitudes que se demanden y en procesos que no tomen más que un par de ‘clicks’, resulta contraintuitivo desarrollar las cualidades de espera sin enojo, de insistencia con astucia o de permanencia en el objetivo cuando nuestros deseos o anhelos toman tiempo para su materialización.

En su definición más simple, la persistencia es la capacidad para mantenerse firmes en la manera de ser o de obrar durante un lapso de tiempo prolongado. Es la materia prima de la perseverancia y una cualidad indispensable en el emprendedor y el empresario de cualquier edad y latitud.

En el pasado Business Invitational con Mauricio Candiani –cuando reflexionaba en pantalla sobre este concepto– uno de los jóvenes asistentes me escribió la siguiente pregunta: “¿Qué debo pulir en mi actuar profesional para maximizar mi capacidad para ser persistente?”. Aquí 3 consideraciones para la reflexión:

1. El compromiso empieza cuando la diversión se acaba.- Y es que no es difícil mantenerse en la línea de dedicación y esfuerzo cuando indiscutiblemente te estás divirtiendo o cuando todo te resulta bien. Es frente al panorama nublado, cuando el cuerpo indica agotamiento o cuando la mente exaspera que debe emerger la capacidad para ‘mantener el dedo en el renglón’.

La frase se la escuché a la conferencista Robin Benincasa hace años y refleja perfectamente la esencia del acto de persistir ante la inalienable opcionalidad humana del abandono.

2. La liga faltante entre la aspiración y el resultado es la ejecución.- No es casual que Larry Bossidy y Ram Charan, los autores del ya no tan nuevo libro Execution: The Discipline of Getting Things Done, definan ejecución como un proceso sistemático de seguimiento tenaz, asegurando responsabilidad y rendición de cuentas.

En la vida y en la empresa, la persistencia se puede estructuralmente incentivar adoptando una cultura de ejecución sistemática que se resuma en la frase: mientras haga sentido, aquí insistimos con realismo disciplinado.

3. Persistir no es sinónimo de terquedad.- Hacen mal quienes confunden la virtud de ser perseverante con la desafortunada característica del empecinamiento o la testarudez.

La persistencia no está conflictuada con el arte de saber parar en el momento correcto y saber renunciar a las cosas o personas correctas. Lo que hace sentido en un contexto, puede dejar de tenerlo en otro. Lo que resulta valioso y estratégico en un momento, puede derivar en algo irrelevante en otro espacio de tiempo.

Las adversidades, las crisis o los malos momentos colocan al ser humano y al director de empresa en la disyuntiva entre afligirse o crecer. Entre montarse en un argumentable compás de espera anhelando mejores momentos o listarse en un viaje incierto que –al menos– posibilite la construcción de mejores circunstancias.

Persistencia, y su derivada la perseverancia, resultan cualidades que un hombre o una mujer desarrollan intencionadamente. Que se adoptan cuando se presenta el deseo de abandonar, de salir corriendo o de dejar de esforzarse.

¿Qué rasgo debemos pulir en nuestro actuar profesional tiros y troyanos, joven ilustre? Uno solo, el eje central de todos los demás. El que aflora cuando los detractores se multiplican y la intensidad se megacomplica. Y ello consiste en poder confirmarte a ti mismo que tienes la virtud de mostrarte firme y decidido en tus propósitos estratégicos… a pesar de todo.


Te puede interesar: Toda transformación empresarial implica superar fronteras

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.