La destrucción

La división de poderes se ha anulado porque el Legislativo y la Corte actúan al ritmo marcado por el Ejecutivo.



La Corte obradorista permitió la infamia del domingo. La Corte en una de las sesiones en las que más estatura perdió aprobó una redacción de pregunta que fue el resultado de su propia claudicación. Una pena que una figura de democracia participativa la distorsionaran de esa manera y que contaran con la cobarde anuencia de la Corte. Pero no es de extrañarse.

La capacidad destructiva de este gobierno y el partido oficial ha quedado demostrada. La revista Nexos -a la que tanta publicidad le hacen desde la mañanera- le ha dedicado un número para comentar la manera en la que se han destruido instituciones, expectativa e imagen.

La pandemia no trajo todos los males, si acaso los agravó. En realidad México ha sido víctima de las malas decisiones políticas del gobierno actual.

La división de poderes se ha anulado porque el Legislativo y la Corte actúan al ritmo marcado por el Ejecutivo. Los ciudadanos debemos tener un seguimiento al poder judicial pero no perdamos la atención al legislativo.

Hace unos días, en el grupo parlamentario al que pertenezco, nos presentaron algunas reformas que se hicieron desde el poder legislativo y que han ocasionado un mal común. Cito algunos de esos ejemplos:

1. Desaparición del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem). No ha sido reemplazado abandonando a la pequeña y mediana empresa.

2.- Ley Federal de Austeridad Republicana.

3.- El SAE para crear el Instituto para devolver al pueblo lo robado que ha generado más corrupción y más robo.

4.- Desaparecieron el Consejo de Promoción Turística.

5.- Eliminación de los fideicomisos desde el deporte hasta el de desastres naturales. Ni siquiera supieron lo que estaban haciendo, fue con el afán de destrucción.

6.- Las reformas a la Ley de Hidrocarburos y a la Ley de la Industria eléctrica que elimina la competencia y abandona las energías renovables y limpias.

7.- Eliminan el Instituto Nacional de Evaluación Educativa y sus facultades no las trasladaron a nadie.

8.- Desaparición del Seguro Popular y lo que tenemos es una catástrofe en el ámbito de la salud.

9.- La contrarreforma de la Fiscalía General de la República.

10.- Los presupuestos para 2019, 2020 y 2021 desaparecen estancias infantiles, refugios para las víctimas de violencia, abasto de medicinas y tratamiento de niños y niñas con cáncer, reducen el presupuesto en salud, el etiquetado a favor de las mujeres, pero logran que alcance para la consulta del odio.

Estos son 10 ejemplos que pasaron por el Poder Legislativo al que no conviene perder de vista porque nada transforma, todo lo destruye.


Te puede interesar: La infame “consulta”

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.