Gabinete en picada: la renuncia de Urzúa

Insisto, López Obrador siempre, repito, siempre tiene otros datos. ¿Coincidencia?


Secretario de Hacienda


Nuevamente, sin sorpresa alguna, nos da de que reflexionar nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Porque es curioso. Poco se habla de Urzúa y mucho de AMLO. ¿Tendrá que ser así? Sin duda es un termómetro que nos indica que hay “fiebres”; las fiebres, como bien sabemos, manifiestan infecciones, alteraciones, problemas. Y está claro que el gabinete tiene un problema serio.

¿Será que nuestro Presidente tiene otros datos? Habrá que ver, pero la realidad que arroja es que están claudicando los asignados a ciertas responsabilidades de carácter significativo y trascendente.

¿Quién será el próximo? No sabemos. Lo que sí sabemos es que los anteriores argumentan con sus palabras lo mismo: desacuerdo en decisiones que políticamente podrían ser más objetivas.

Pero, insisto, López Obrador siempre, repito, siempre tiene otros datos. ¿Coincidencia? Hace unos meses renunciaba Martínez Cázares por recortes hacendarios al presupuesto del IMSS; cita textual de la carta de Germán:

“El Presidente del Gobierno de México proclamó el fin del neoliberalismo, pero en el IMSS algunas injerencias de Hacienda son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal, y un rediseño institucional donde importa más el “cargo” que el “encargo”.

Y ahora quien renuncia es el Secretario de Hacienda con quien existió conflicto por la anterior separación mencionada.

Cita textual de la carta de Carlos:

“Discrepancias en materia económica hubo muchas. Algunas de ellas porque en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento. Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los efectos que ésta pueda tener y libre de todo extremismo, sea éste de derecha o izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones anteriores no encontraron eco”.

¿Qué nos queda por hacer después de la reflexión? Porque en nuestro Presidente es imposible aceptar que esto representa alerta. En palabras aproximadas éstas han sido las ideas de AMLO como réplica a lo sucedido:

Que Benito Juárez tuvo 30 secretarios de Hacienda.

Que un Sr. Flores Magón o algo así, gobernó Tabasco sin ser de ese estado.

Y dio varios ejemplos de cambios de gabinetes con otros presidentes.

Que lo de Urzúa era normal y que no había bronca.

El que tenga oídos... que oiga (Mt 13,15).

 

Te puede interesar: 1 de julio, pocos motivos para festejar 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.